Cuánto dura un TAC y otras respuestas sobre la prueba

La Tomografía Axial Computarizada, más conocida por su abreviación TAC, es una técnica especial de radiografía que, gracias a un procesamiento por ordenador, muestra imágenes claras del interior del organismo.

Se trata de una prueba muy parecida a una resonancia magnética, por lo que a veces genera dudas sobre cuáles son sus diferencias.

¿Qué diferencias hay entre una resonancia magnética y un TAC?

El TAC tiene una efectividad superior a la resonancia magnética en el examen de los huesos y las fracturas, mientras que la resonancia magnética es más recomendable si se tienen que estudiar las partes blandas del organismo.

La otra diferencia es que el TAC emite radiaciones, mientras que la resonancia magnética es una prueba no invasiva, ya que usa imanes para crear las imágenes del interior del cuerpo.

¿Cuánto dura un TAC?

Por lo general, la prueba dura unos 20 minutos, en los que solo se debe estar tumbado en una camilla dentro de un tubo que genera rayos X. Puede que el TAC dure un poco más si se le tiene que administrar contraste, una sustancia que permite analizar mejor las imágenes.

¿Qué tipos de TAC hay?

Existen muchos tipos de TAC, ya que se pueden estudiar casi todas las partes del cuerpo. En TuMédico puedes encontrar todos estos tipos:

  • Abdominal
  • Cerebral
  • Cervical
  • Craneal
  • Columna
  • Pelvis
  • Dental
  • Lumbar
  • Músculo esquelético
  • Renal
  • Tórax

Recuerda que para todos los tipos de TAC es necesario tener prescripción médica.

Riesgos de un TAC

A diferencia de una resonancia magnética, un TAC usa radiaciones. A pesar que sus emisiones son inocuas y con la tecnología actual los efectos colaterales son casi inexistentes, se debe evitar una exposición reiterada.

Precisamente por esos rayos X que se emiten, se trata de un tipo de examen contraindicado para las mujeres embarazadas. También se recomienda tener cuidado con los niños, ya que son más sensibles a la radiación, así que deben tener una indicación clara del médico para realizarse un TAC.

Referente al contraste, está contraindicado en aquellas personas que se medican para la diabetes y debe valorarse con especial atención en el caso de enfermedades cardíacas o renales.