GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA

El ginecólogo es el médico especialista en el cuidado de la salud femenina fuera del embarazo. Es decir, todos los aspectos de la salud y enfermedad específicos de la mujer y, por tanto, relacionados con su sistema reproductivo o con su condición de género, son atendidos por el ginecólogo.

La obstetricia, por su parte se encarga específicamente del cuidado del embarazo, tanto de los cuidados, riesgos y complicaciones que puede tener la mujer como de la salud del feto, durante el embarazo, durante el parto o durante el puerperio (periodo posterior al parto).
El ginecólogo trata todos los problemas de salud específicos de la mujer, especialmente todo lo que se refiere a su vida reproductiva: las enfermedades relacionadas con los órganos de la reproducción, la anticoncepción, la infertilidad, la sexualidad, etc.

El obstetra es el encargado de evaluar que la mujer esté en buenas condiciones para el embarazo, de que el embarazo transcurra con normalidad y de atender el nacimiento del bebé.  Es el médico que tiene la capacidad de detectar riesgos o complicaciones que pueden surgir durante el  embarazo y el parto para prevenirlos o tratarlos oportunamente y evitar mayores complicaciones para la madre. Es también responsable de evaluar la condición del feto dentro del vientre materno y tomar las medidas necesarias para procurar el nacimiento de un bebé sano y entregarlo en las mejores condiciones posibles al pediatra.

Las enfermedades relacionadas con los órganos reproductivos femeninos generalmente se manifiestan con alteraciones de la menstruación o con hemorragias anormales a través de los órganos genitales, con dolor en el área correspondiente a los órganos reproductivos o coincidente con los periodos de menstruación u ovulación, secreciones o escurrimientos genitales anormales, molestias o problemas con las relaciones sexuales, presencia de cambios aparentes en los genitales o las mamas, sospecha de cáncer de los órganos de la reproducción (útero, vagina, vulva, ovarios y mama), entre otras.

En el caso del embarazo, es importante acudir al médico de Recoletas Red Hospitalaria en cuanto se ausenta la menstruación, cuando se presentan hemorragias o cólicos persistentes, cuando hay salida de líquido a través de la vagina, o cuando se percibe una disminución notoria de los movimientos del bebé.  También en caso de que se presenten síntomas no habituales o enfermedades concomitantes.  En caso de requerir algún medicamento para cualquier otro problema de salud es muy importante informar de que se está embarazada tanto a su médico, como al obstetra, consultarle cual fue el medicamento que le indicaron para que le explique si existen riesgos para el embarazo por la enfermedad o por el medicamento, y seleccionar así, la opción más segura para la madre y el feto.


Áreas destacadas

Control de gestación, parto y puerperio. Esterilidad y reproducción asistida.

Enfermedades relacionadas

Problemas de fertilidad.
Contracepción.
Gestaciones de bajo y alto riesgo.

Pruebas diagnosticas

Ecografia
Amniocentesis y biopsia corial
Colposcopia

Servicios ofrecidos en la especialidad

Atención al parto y puerperio
Quirófanos obstétricos y ginecológicos

Tratamientos

Amniocentesis
Biopsia corial
Conización
Cirugí­a general ginecológica