Recoletas incorpora la clínica de rehabilitación San Juan a su cartera de servicios en Valladolid

Recoletas Red Hospitalaria ha incorporado a su red asistencial la Clínica de Rehabilitación San Juan, en Valladolid. El centro, que adaptará su nombre para denominarse Centro Médico Recoletas San Juan, está avalado por más de 20 años de experiencia en el tratamiento de enfermedades traumatológicas, reumatológicas, neurológicas, accidentes de tráfico y patología laboral, y en todo tipo de técnicas como presoterapia, crioterapia, punción seca, Kinesiotaping, ondas de choque, etc.

Para ello, cuenta con un equipo de profesionales sanitarios como médicos especialistas en Rehabilitación, en Neurofisiología Clínica, fisioterapeutas y auxiliares de rehabilitación, que proporcionan a los pacientes un tratamiento individualizado.

Además, el nuevo Centro Médico Recoletas San Juan consta de la última tecnología en equipos de electroterapia de baja y media frecuencia, ultrasonidos o magnetoterapia. Así como, de las instalaciones más adecuadas como consultas, cabinas individualizadas o gimnasio de rehabilitación, donde se supervisa cada tratamiento y se adapta a la evolución de la enfermedad, a fin de conseguir la máxima recuperación funcional en el menor tiempo posible.

“En Recoletas nos esforzamos cada día por ofrecer a los pacientes la atención que merecen. Por ello, hemos ampliado nuestra cartera de servicios con la incorporación de este nuevo centro, donde los pacientes reciben una asistencia personalizada y con una supervisión constante. Además, cuenta con todos los recursos necesarios para recuperar al paciente en el mínimo plazo de tiempo y con todas las garantías. Para ello, trabajamos con numerosas técnicas, siempre adaptadas a cada paciente”, añade Ángela Guerra, gerente del Centro Médico Recoletas San Juan.

Esta incorporación de la Clínica San Juan a Recoletas forma parte de la estrategia de crecimiento que desarrolla el Grupo a fin de ampliar su red y mejorar la atención al paciente, con una cartera de servicios y una cobertura asistencial más amplia. Además, con esta operación la compañía refuerza su posición como referente de la sanidad privada en Valladolid, donde ya cuenta con los hospitales Recoletas Campo Grande y Felipe II, y el Centro Médico Recoletas Paracelso.