Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Enfermedades o patologías

Enfermedades o patologías

Glaucoma

¿Qué es el glaucoma?

Es un grupo de afecciones oculares que pueden dañar al nervio óptico. Este nervio envía las imágenes que usted ve al cerebro.

Con frecuencia, el daño al nervio óptico es causado por el aumento de la presión en el ojo. Esta se llama presión intraocular.

Tipos de glaucoma

El glaucoma es la segunda causa más común de ceguera en los Estados Unidos. Existen 4 tipos principales de glaucoma:
  • Glaucoma de ángulo abierto
  • Glaucoma de ángulo cerrado, también llamado glaucoma de cierre angular
  • Glaucoma congénito
  • Glaucoma secundario
La parte frontal del ojo está llena de un líquido claro llamado humor acuoso. Este líquido se produce en una zona por detrás de la parte coloreada del ojo (el iris). Este líquido sale del ojo a través de canales donde el iris y la córnea se encuentran. Esta zona se denomina ángulo de la cámara anterior o simplemente ángulo. La córnea es la cubierta transparente en la parte frontal del ojo que cubre el iris, la pupila y el ángulo. Cualquier factor que retarde o bloquee el flujo de este líquido provocará acumulación de presión en el ojo.
  • Cuando una persona tiene glaucoma de ángulo abierto, el aumento de la presión a menudo es pequeño y lento.
  • Cuando una persona tiene glaucoma de ángulo cerrado, el aumento a menudo es alto y repentino.
  • Cualquiera de los dos tipos puede dañar el nervio óptico.
El glaucoma de ángulo abierto es el tipo más común de glaucoma.
  • La causa se desconoce. El aumento de la presión ocular ocurre lentamente con el tiempo. Usted no lo puede sentir.
  • El incremento en la presión empuja sobre el nervio óptico. El daño a este nervio causa puntos de ceguera en su visión.
  • El glaucoma de ángulo abierto tiende a pasar de padres a hijos (hereditario). El riesgo es mayor si usted tiene un padre o abuelo con este tipo de glaucoma. Las personas de ascendencia africana también tienen un riesgo más alto de tener esta enfermedad.
El glaucoma de ángulo cerrado ocurre cuando el líquido se bloquea súbitamente y no puede salir del ojo. Esto provoca una elevación rápida e intensa en la presión dentro del ojo.
  • Las gotas para dilatar los ojos así como ciertos medicamentos pueden desencadenar un ataque agudo de glaucoma.
  • El glaucoma de ángulo cerrado es una situación de emergencia.
  • Si usted ha tenido glaucoma agudo en un ojo, está en riesgo de glaucoma en el segundo ojo. Es probable que su proveedor de atención médica le trate el segundo ojo para prevenir un primer ataque en ese ojo.
El glaucoma secundario ocurre debido a una causa conocida. Tanto el glaucoma de ángulo abierto como de ángulo cerrado pueden ser secundarios cuando son causados por algo conocido. Las causas incluyen:
  • Fármacos como los corticosteroides
  • Enfermedades oculares como la uveítis (una infección de la capa media del ojo)
  • Enfermedades como la diabetes
  • Lesión ocular
El glaucoma congénito ocurre en bebés.
  • Con frecuencia es hereditario.
  • Está presente al nacer.
  • Se presenta cuando el ojo no se desarrolla normalmente.

Síntomas

GLAUCOMA DE ÁNGULO ABIERTO:
  • La mayoría de las personas no presentan síntomas.
  • Una vez que se produce la pérdida de la visión, el daño ya es grave.
  • Hay una pérdida lenta de la visión lateral o periférica (también llamada visión del túnel).
  • El glaucoma avanzado puede llevar a ceguera.
GLAUCOMA DE ÁNGULO CERRADO: Los síntomas pueden aparecer y desaparecer al principio o empeorar constantemente. Usted puede notar:
  • Dolor súbito e intenso en un ojo
  • Visión borrosa o disminuida, a menudo denominada "visión nublada"
  • Náuseas y vómitos
  • Halos similares al arcoíris alrededor de las luces
  • Enrojecimiento de los ojos
  • El ojo se siente inflamado
GLAUCOMA CONGÉNITO En la mayoría de los casos, los síntomas se notan cuando el niño tiene pocos meses de vida.
  • Opacidad en la parte frontal del ojo
  • Agrandamiento de uno o ambos ojos
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Sensibilidad a la luz
  • Lagrimeo
GLAUCOMA SECUNDARIO
  • Los síntomas casi siempre se relacionan con el problema de base que causa el glaucoma.
  • Según la causa, los síntomas pueden ser como de glaucoma de ángulo abierto o de ángulo cerrado.

Pruebas y exámenes

La única forma de diagnosticar el glaucoma es realizando un examen completo del ojo.
  • Le realizarán un examen para revisar la presión del ojo. Este examen se llama tonometría.
  • En la mayoría de los casos, le aplicarán gotas para los ojos para ensanchar (dilatar) la pupila.
  • Cuando la pupila esté dilatada, el médico especialista en ojos (oftalmólogo) examinará el interior del ojo y el nervio óptico.
La presión ocular es distinta en diferentes momentos del día. La presión ocular incluso puede ser normal en algunas personas con glaucoma. Por lo tanto, usted necesitará otros exámenes para confirmar el glaucoma. Estos exámenes pueden incluir:
  • Usar unos lentes especiales para observar el ángulo del ojo (gonioscopia).
  • Fotografías o imágenes por escaneo con láser del interior del ojo (imágenes del nervio óptico).
  • Examen de la retina. La retina es el tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo.
  • Examen de la forma como la pupila responde a la luz (respuesta del reflejo pupilar).
  • Vista tridimensional del ojo (examen con la lámpara de hendidura).
  • Evaluación de la claridad de la visión (agudeza visual).
  • Evaluación del campo visual (medición del campo visual).

Expectativas (pronóstico)

El glaucoma de ángulo abierto no se puede curar. Usted puede manejarlo y conservar la vista siguiendo las instrucciones de su proveedor.

El glaucoma de ángulo cerrado es una emergencia médica. Usted necesita tratamiento de inmediato para salvar su visión.

Los bebés con glaucoma congénito por lo general se recuperan bien (buen pronóstico) cuando la cirugía se hace a tiempo.

El pronóstico para el glaucoma secundario depende de lo que esté causando la afección.

La patología esta asociada a:


Índice de enfermedades y patologías


Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar