Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Ojo rojo

Ojo rojo

El ojo rojo puede ir acompañado de legañas, visión borrosa, dolor y/o disminución de visión.

Las conjuntivitis infecciosas son la causa más común. Suelen ir acompañadas de legañas. En niños y ancianos suelen ser bacterianas y en adultos víricas. Su evolución suele ser buena, aunque alguna puede dañar la córnea y afectar a la visión. 

Las conjuntivitis alérgicas suelen ocurrir en primavera, aunque pueden ocurrir todo el año. Los niños con conjuntivitis alérgicas severas, especialmente todos los que tengan dermatitis atópica, han de hacer una revisión oftalmológica.

Todos los usuarios de lentes de contacto con ojo rojo y dolor, que duran más de un día, deben acudir al oftalmólogo.

 El ojo rojo puede presentarse solo en una parte de la zona blanca del ojo, de color rojo intenso, como un sangrado. Ocasionalmente, puede extenderse y ser muy llamativo. Es muy importante en estos pacientes medirse la tensión arterial, que suele ser la causa, y tratarla adecuadamente. No suele doler y suele detectarlo otra persona o uno mismo al verse en el espejo. La toma de medicaciones anticoagulantes o esfuerzos notables son otras causas.

 Los ojos rojos con molestias por la luz o disminución de la visión han de acudir al oftalmólogo, especialmente si tienen algún tipo de enfermedad autoinmune, como por ejemplo artritis o inflamación intestinal.


¿NECESITA MAS INFORMACIÓN? CONTACTE CON NOSOTROS.
983 396 179

Contactar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar