Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Traumatismos

Traumatismos

Los traumatismos son una de las causas más frecuentes de las urgencias oftalmológicas. Muchos están relacionados con el trabajo.

Úlceras, heridas y fracturas

Las úlceras corneales son abrasiones superficiales, generalmente leves, provocadas por múltiples causas. Las más comunes son arañazos de niños pequeños o con hojas de papel o vegetales.

Las úlceras corneales, aunque son muy dolorosas, suelen curar bien y en 24-48h se recuperan.

Los traumatismos con objetos más contundentes pueden afectar a capas más profundas de la córnea o del párpado y precisar una cirugía.

Las fracturas de los huesos que rodean al ojo suelen estar provocadas por traumatismos importantes.

 

Contusiones

La contusión directa al ojo puede producir lesiones importantes.

Las lesiones son más graves a mayor velocidad del impacto, como por ejemplo, las gomas de fijación al soltarse. Cuanto más se asemeja el tamaño del objeto al de la órbita u ojo es más peligroso, por ejemplo una bola de padel o sobre todo de squash.

En algunos casos, una onda expansiva también puede originar lesiones.

 

Cuerpos extraños

Es una de las causas más comunes de accidente laboral. Los cuerpos extraños se suelen frenar en las capas superficiales de la córnea. Pueden introducirse por el viento o bien por trabajos como cortar con la sierra radial.

Su retirada suele ser sencilla y de buen pronóstico. Ocasionalmente pueden originar cicatrices que afecten a la visión.

Especial atención requieren actividades como cavar o picar, ya que se pueden generar partículas que viajan a gran velocidad y pueden penetrar en el ojo. Los cuerpos extraños intraoculares precisan atención urgente y pueden tener mal pronóstico. SIEMPRE se deben realizar estas actividades con gafas de protección integral.

 

Radiación ultravioleta

La radiación ultravioleta, sea de origen solar, especialmente en la nieve, por lámparas de bronceado o arco de soldadura puede originar lesiones corneales muy dolorosas.

Típicamente, el dolor y la visión borrosa comienzan varias horas después de la exposición. El pronóstico es bueno y con un analgésico se suelen resolver.

Por los arcos de soldadura también se puede ver afectada la gente que lo mira sin protección.

 

Quemaduras químicas o causticaciones oculares

Las causticaciones están provocadas por sustancias químicas que saltan directamente al ojo. Suelen ser productos de limpieza, productos químicos o líquidos de baterías entre otros.

Las sustancias más peligrosas son los álcalis; el ejemplo típico es la sosa cáustica. Las quemaduras con ácidos suelen tener una acción más localizada. Quemaduras con agua o aceite son menos importantes.

Es una emergencia oftalmológica y lo más importante es el lavado temprano en el mismo lugar del accidente con agua abundante. Existen productos comerciales especialmente preparados para el lavado ocular de ciertas sustancias, como los cementos, que deberían estar presentes en las empresas que los procesan.

 

Explosivos y material pirotécnico

Estas heridas varían mucho según la potencia y distancia a la que se estaba de la detonación. Pueden ser desde leves hasta irreversibles con incluso pérdida del ojo.

Después de estas heridas se debe limpiar con cuidado sin presionar directamente el ojo pero intentando frenar el sangrado.

 

Perforaciones oculares

Las heridas provocadas por objetos punzantes, como cuchillos, cristales, herramientas cortantes y otros objetos pueden ser graves y necesitar una cirugía.

Después de una lesión con estos objetos es importante no presionar el globo ocular, protegerlo y acudir al oftalmólogo.


¿NECESITA MAS INFORMACIÓN? CONTACTE CON NOSOTROS.
983 396 179

Contactar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar