Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

¿Cuales son los cuidados en recién nacidos?+

La visión de un bebé atraviesa muchos cambios durante su primer año de vida. Saber qué esperar puede ayudarte a observar el desarrollo visual de tu hijo.

  • Los bebes son muy sensibles a la luz al nacer con lo que las pupilas están comúnmente más pequeñas. En unas semanas el tamaño se va normalizando.
  • Cualquier color anómalo de la pupila necesita una exploración oftalmológica en el momento que sea detectada.
  • El color del iris puede cambiar en los primeros meses de la vida. El transito desde los colores grisáceos al color definitivo se hace en los primeros meses de la vida.
  • El movimiento de los ojos suele ser en los primeros meses descoordinados, sin que ello signifique que el niño tenga un estrabismo, los ojos aún tienen que aprender a funcionar bien juntos. Sin embargo, si uno de los ojos de tu bebé se encuentra desviado constantemente o al menos lo percibes con mucha frecuencia, es recomendable una visita con su pediatra.
  • La vía lagrimal en algunos niños no se ha acabado de canalizar al nacimiento y pueden presentar lagrimeo e infecciones recurrentes. El masaje en la zona del hueso lagrimal puede ayudar a que se acabe de canalizar.
  • Un tamaño anormalmente grande de los ojos puede ser indicativo de que el niño tiene un glaucoma congénito.

Entre los dos y tres meses de edad los bebés empiezan a seguir objetos en movimiento con los ojos a medida que mejora su coordinación visual y, alrededor de los tres y cuatro meses de edad, tu bebé puede tener suficiente coordinación de ojo-mano como para golpear un objeto en movimiento.

Alrededor de los cinco meses de edad, la capacidad del bebé para ver ‘‘en profundidad’’ está en pleno desarrollo, y esto es evidente a medida que intentan coger objetos, más cercanos o más lejanos. También tienen una buena visión del color en este punto, aunque no tan desarrollada como en el adulto. En esta etapa, el bebé comenzará a reconocer a sus padres (les sonríe cuando entran en la habitación) y pueden ver objetos que estén a cierta distancia. Empiezan a reconocer y recordar objetos.

A partir de los 8 meses los bebés generalmente comienzan a gatear, y esto mejora aún más su coordinación ojo-mano.

A a los nueve meses de edad los bebés generalmente pueden juzgar las distancias bastante bien. También a los nueve meses el color de ojos de tu bebé será el definitivo, aunque no es raro que veas algunos cambios leves después.

A los doce meses, la mayoría de los bebés gatean e intentan caminar. Sus capacidades para apreciar distancias y profundidad están ya muy desarrolladas.

¿Cuales son los signos de problemas visuales en los niños?+

A medida que los niños crecen cambian sus ojos, su visión y sus necesidades visuales. Las demandas visuales de los años escolares son intensas, incluyen leer, escribir, y utilizar el ordenador y/o tablets. También la educación física y los deportes requieren una buena visión, coordinación ojo-mano, y percepción de la profundidad. Si el desarrollo visual del niño no es apto para las tareas que se le exigen, puede sentirse cansado, tener problemas de concentración y de aprendizaje, y sentirse frustrado.

Los padres han de estar pendientes de posibles signos de que su hijo tiene problemas de visión. Existen signos fácilmente detectables como:

  • Guiñar los ojos con mucha frecuencia.
  • Frotamiento regular de los ojos.
  • Trabajar con las cosas demasiado cerca de la cara.
  • Quejarse de que las cosas se ven borrosas.
  • Dolores de cabeza frecuentes con el trabajo de cerca

Sin embargo, existen otros signos menos evidentes que también pueden ayudar a los padres a darse cuenta de que el niño puede estar sufriendo un problema visual, y que si no se está atento, pueden pasarse por alto, como por ejemplo:

  • Cortos periodos de atención. Es posible que el niño pierda interés rápidamente en los juegos, proyectos o actividades que requieran el uso de la visión en cerca por largos períodos de tiempo.
  • Dificultad para la lectura. Cuando el niño lee (ya sea en voz alta o en silencio), puede tener dificultad para seguir la lectura, se pierde en el texto. Se frustra y pierde la concentración.
  • El niño evita leer así como realizar otras actividades que requieren visión de cerca. A veces es muy evidente que el niño evita leer, pintar, participar en ciertos juegos o hacer actividades que requieren enfocar la visión de cerca.
  • Girar la cabeza hacia un lado. Es posible que el niño gire la cabeza hacia un lado de manera sistemática cuando mira algo que tiene de frente. Esto puede ser un signo de error refractivo, incluyendo el astigmatismo, o de algún tipo de problema de visión binocular.

El éxito escolar está muy relacionado con la salud ocular. Por eso es muy importante que a los niños se les haga revisiones para detección de problemas visuales con regularidad ya sea por parte de un oftalmólogo o de otro profesional debidamente capacitado para evaluar la visión en niños de edad escolar.

Cuanto más pronto se detecte y se trate un problema de visión, mejores serán los resultados tanto a nivel visual como en el desempeño escolar del niño.

¿Cúando realizar la primera consulta oftalmológica?+

La agudeza visual debe examinarse tan pronto como el niño tenga la edad suficiente para cooperar durante el examen. Esto suele ser alrededor de los 3 años de edad.

Si se sospecha la presencia de problemas de alineación o coordinación entre los dos ojos (estrabismo), “ojo vago” (ambliopía), errores refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo) u otro problema de enfoque en el examen inicial de la agudeza visual, el niño debe someterse a un examen en el momento que se sospeche.

Es muy importante comenzar un tratamiento lo más pronto posible para garantizar el corrector desarrollo de la visión.

Salud visual en los jóvenes+

Durante la adolescencia, el sistema visual ya se ha desarrollado por completo. Únicamente hay que estar atento a posibles cambios en la graduación, con el fin de actualizar las gafas y/o lentes de contacto.

Es muy importante evitar una serie de hábitos nocivos. Los siguientes consejos pueden ayudar a los adolescentes y jóvenes a mantener su visión y salud ocular:

  • Sal a la calle. Durante la etapa de estudiante se suele pasar mucho tiempo en espacios interiores, generalmente estudiando o trabajando en cerca (escritura, lectura, ordenador,…). Se ha demostrado que existe una relación directa entre el tiempo que se pasa trabajando a distancias cortas y el desarrollo de la miopía, siendo este mayor cuanto más tiempo se pasa trabajando de cerca. Otras investigaciones también han demostrado que los niños y adolescentes que más tiempo pasan al aire libre, en espacios exteriores (jugando, realizando deportes o en definitiva pasando su tiempo de ocio al aire libre) desarrollan menos miopía.
  • Da un descanso a sus ojos. Usa la regla del “20-20-20”: cada 20 minutos, echa un vistazo a un objeto que esté a unos 20 metros de distancia (es decir, mira por la ventana), durante 20 segundos.
  • Lava tus manos. La conjuntivitis se contagia fácilmente. Evita frotarte los ojos y lávate las manos con jabón para evitar el contagio y la propagación de la conjuntivitis y otras infecciones.
  • No compartas maquillaje. Por inofensivo que parezca, compartir maquillaje es una forma muy fácil de propagar una infección. Utiliza tu propio maquillaje y, si desarrollas una infección ocular, deséchalo inmediatamente.
  • Protege tus ojos cuando hagas deporte. Las lesiones oculares durante la práctica de deporte son muy comunes, tales como arañazos en la córnea, golpes de diversa consideración en el ojo, o lesiones más graves como desprendimiento de retina (por un pelotazo en un partido de pádel o tenis) o huesos rotos cerca de la cavidad ocular. Considera el uso de gafas de protección para el deporte que ayuden a proteger tus ojos de una pelota o un codazo.
  • LENTES DE CONTACTO:
    • Sigue estrictamente las recomendaciones que te han dado al comprar las lentillas.
    • No uses lentes de contacto cuando te duches o cuando vayas a la piscina.
    • No utilices agua corriente para limpiar o almacenar las lentes de contacto.
    • Utiliza únicamente una solución esterilizada desinfectante, y almacénalas en un estuche limpio.
    • Recambia de manera regular tus estuches.
    • Lavate siempre las manos antes de manipular las lentillas.
    • No duermas con las lentillas puestas.
    • No prolongues la vida de tus lentillas.
    • Visita a tu oftalmologo de manera regular.

Control de la miopia en los niños+

La miopía, en particular a partir de las 6 dioptrías, es algo más que un simple error refractivo. La elongación del globo ocular en estos casos puede provocar cambios estructurales y complicaciones que pueden amenazar a la visión.

En estos pacientes con miopía patológica son más frecuentes las anomalías retinianas, las cataratas y el glaucoma.

La prevalencia de esta condición está aumentando en todo el mundo. Por ejemplo, en Estados Unidos la prevalencia de la miopía ha aumentado un 145% en las pasadas tres décadas, y la prevalencia de la miopía por encima de las 6 dioptrías se ha visto incrementada en un 820%.

Entre las causas de la miopía se sabe que:

  • Existe una fuerte influencia genética
  • Los factores ambientales influyen en su desarrollo:
    • El trabajo en cerca
    • La educación recibida (el riesgo de desarrollar miopía para las personas con estudios universitarios es hasta 4 veces superior que para las personas sin estos estudios)
    • El lugar de residencia, siendo más frecuente en área urbana que en el área rural
    • El tiempo que se pasa al aire libre reduce la posibilidad

 

La creciente preocupación de los padres, que no quieren que sus hijos sean tan miopes como ellos, hace que pidan a los profesionales de la visión soluciones para frenar la progresión de la miopía de sus hijos. Al mismo tiempo, existe un mayor interés científico en el control de la miopía y en los últimos 10 años el número de citas científicas relacionadas con el control de la miopía se ha incrementado enormemente.

El control de la miopía, o ralentización de su progresión, puede adoptar diferentes formas, aunque las más populares en la actualidad son el uso de lentes de contacto blandas de desenfoque periférico y la ortoqueratología.

Uso de lentes de contacto de desenfoque periférico

Su diseño está basado en las últimas evidencias publicadas, que consisten en crear un desenfoque periférico para tratar de frenar el crecimiento o elongación del ojo miope. Son lentes de contacto blandas, cómodas, de uso diurno.

Ortoqueratología

Los estudios con lentes de contacto de ortoqueratología (Orto-k) han demostrado que con su uso se ralentiza el crecimiento del ojo un promedio del 43%. Son lentes de contacto rígidas, que presionan o aplanan la zona central de la córnea, y son de uso nocturno.

 

Cualquiera de estas técnicas tiene que ser supervisada de manera estricta por un oftalmólogo cualificado y que trabaje en colaboración con un equipo de optometría con experiencia y capacidad para el uso de estos tratamientos.

Salud Visual en adultos menores de 40 años+

La mayor parte de los adultos jóvenes no tienen que visitar a su oftalmólogo a menudo.

Es importante saber cómo cuidar tus ojos y tu visión durante esta parte de tu vida. Conoce qué buscar y qué hacer para preservar tu salud visual.

Evolución de la visión normal en adultos jóvenes

  • El desarrollo visual se completa en la infancia y se suele mantener estable hasta los 40 años.
  • Las mujeres pueden experimentar cambios en la visión durante el embarazo.
  • En esta etapa son característicos los cambios en la graduación, especialmente en el caso de la miopía.
  • Si la graduación permanece estable en el tiempo por más de un año se puede considerar la cirugía refractiva para la corrección de tu error refractivo. Investiga tus opciones cuidadosamente y pregunta a tu oftalmólogo antes de tomar una decisión.
  • Si eres una persona diabética es conveniente hacer exámenes oculares periódicos, además de trabajar con tus médicos para controlar el peso y el azúcar en la sangre, así como la presión arterial y el colesterol.

Recomendaciones

La Academia Americana de Oftalmología recomienda en casos de pacientes sanos:

  • Un examen oftalmológico completo al menos una vez en la década de los 20 años y dos veces en la década de los 30.
  • Cualquier cambio en tu visión, con o sin síntomas, debe de ser investigado por un oftalmólogo para recibir tratamiento y sigue sus recomendaciones para los exámenes de seguimiento.
  • Los portadores de lentes de contacto deben de consultar al oftalmólogo con regularidad, y acudir de manera inmediata en el caso de síntomas instaurados de manera súbita.

Prevención de lesiones oculares

  • La mayor parte de las lesiones oculares ocurren en varones jóvenes de entre 18 y 40 años.
  • Las lesiones suelen ocurrir durante arreglos o pequeñas reformas de la casa y durante el deporte.
  • Las lesiones en los ojos pueden prevenirse en la mayor parte de los casos con el uso de gafas de protección, por lo que su uso está altamente recomendado durante estas actividades.
  • Los deportes de raqueta son los más frecuentes en el origen de estas lesiones, las gafas de protección con lentes de policarbonato pueden prevenirlas y son muy recomendables.

Consejos

  • Ejercicio
    • El ejercicio regular estimula una buena circulación sanguínea y consumo de oxígeno.
    • El ejercicio regular también ayuda a mantener nuestro peso en el rango normal, lo que reduce el riesgo de diabetes y complicaciones derivadas de la misma.
  • No fumar
    • Evitar fumar es una de las mejores inversiones para tu salud.
    • Fumar puede aumentar los riesgos de cataratas y enfermedades cardiovasculares.
    • Fumar durante el embarazo aumenta los riesgos de dar a luz prematuramente, poniendo a sus bebés en mayor riesgo de retinopatía del prematuro, una enfermedad potencialmente cegadora, así como otros problemas de salud.
  • Dormir
    • El sueño permite una lubricación continua para la superficie ocular.
    • El sueño reparador permite eliminar los síntomas y signos de los irritantes como el polvo, los alérgenos o el humo que se pueden haber acumulado durante el día.
  • Enfermedades de transmisión sexual
    • Es importante tener en cuenta que algunas enfermedades de transmisión sexual pueden afectar el ojo, como el herpes, las clamidias o el VIH.

Salud Visual en adultos de entre 40 y 60 años+

Es normal que la visión experimente cambios significativos durante los años de la etapa adulta. Aprende lo que es normal para ti a esta edad, cuándo revisar tus ojos y las mejores formas de preservar tu visión. Conoce qué buscar y qué hacer para tener la mejor salud ocular en esta etapa de la vida.

Evolución de la visión normal en adultos hasta los 60 años

  • Casi todas las personas experimentarán presbicia en algún momento a partir de los 40 años. El cristalino (que es la lente que se encarga de enfocar) se vuelve menos flexible con la edad, por lo que es más difícil leer y realizar otras tareas en visión cercanas.
  • Un signo de presbicia es cuando parece que hay que alejar los materiales de lectura para poder verlos con claridad. Si la presbicia no se corrige, puede causar fatiga ocular y dolor de cabeza. La mayoría de las personas necesitan gafas para leer u otra estrategia de corrección para lidiar con la presbicia.
  • El cristalino además de hacerse menos flexible se vuelve opaco lentamente, formándose así lo que se conoce como catarata. Existe una amplia gama de lentes intraoculares de las que tu oftalmólogo te aconsejará la más adecuada al ojo, demandas y necesidades.

Recomendaciones

  • Los primeros signos de enfermedades oculares relacionadas con la edad, como las cataratas, glaucoma, retinopatía diabética y degeneración macular asociada a la edad (DMAE), pueden comenzar en esta etapa de la edad adulta. Sin embargo, muchas veces no afectan de manera apreciable a la visión hasta más adelante.

ES IMPORTANTE REALIZAR UN EXAMEN OFTALMOLÓGICO EXHAUSTIVO DE REFERENCIA A LOS 40 AÑOS, incluso para las personas que no tienen síntomas o factores de riesgo conocidos. Tu oftalmólogo recomendará exámenes de seguimiento según tu historial familiar y los resultados del examen inicial.

  • Según la Academia Americana de Oftalmología, a la edad de 60 años una de cada tres personas tendrá una enfermedad ocular que afecte la visión. Cuanto antes se descubra y comience el tratamiento, mayores serán las posibilidades de preservar una buena visión.

Consejos

  • Ojo seco

    • El ojo seco se vuelve más frecuente con el envejecimiento.
    • Las mujeres son más susceptibles después de la menopausia debido a los cambios hormonales.
    • El tratamiento más empleado son los lubricantes oculares, preferiblemente sin conservantes.
    • El tratamiento en casos más avanzados tiene que ser personalizado por su oftalmólogo.
    • El uso de lentes de contacto exige el seguimiento estricto de las pautas de uso y limpieza, sin usarlas por más tiempo de lo recomendado.
    • Algunos medicamentos tan habituales como analgésicos, antidepresivos, o antihistamínicos pueden aumentar el ojo seco.
    • Por último, protege tus ojos con gafas de sol cuando pases tiempo al aire libre y evita las condiciones con humo, muy secas, polvorientas, con viento o con aire acondicionado intenso.
  • Problemas de salud sistémica

    • Los problemas de salud sistémicos como la hipertensión arterial y la diabetes también pueden afectar a la salud ocular.
    • La diabetes te obliga a vigilar tus ojos de manera regular.
    • Comunica al oftalmólogo todas tus enfermedades y uso de medicamentos.
  • Ejercicio

    • El ejercicio regular mejora la circulación y ayuda a mantener el peso, lo que reduce el riesgo de enfermedades como la diabetes y sus complicaciones.
    • Un ejercicio suave, como caminar, y regular puede ser una forma efectiva de mantenerse saludable.
    • Recuerde usar protección solar y ocular con gafas de sol cuando disfrute de actividades al aire libre.
  • El sueño

    • El cierre de los párpados durante el sueño permite una lubricación continua de la superficie ocular.
    • Los irritantes como el humo, o los alergenos estacionales como el polen no entran en contacto con la superficie ocular durante el sueño.
    • Los ciclos vigilia y sueño parecen estar controlados en parte por los estímulos recogidos por las células retinianas. El descanso es crucial.

Salud Visual en adultos mayores de 60 años+

Existen recomendaciones específicas para adultos mayores de 60 años. Averigüa cuándo debes acudir a una revisión oftalmológica y qué otras cosas debes vigilar. Conoce qué hacer para preservar tu salud visual.

Evolución de la visión normal en adultos a partir de los 60 años

A medida que envejecemos, incluso las personas sanas suelen experimentar cambios en la visión:

  • La presbicia, que comienza a principios de los 40, generalmente continúa aumentando con el tiempo.
  • Los ojos tardan más tiempo en enfocar o no se adaptan muy bien cuando una persona se mueve de un área bien iluminada a una zona poco iluminada, o al revés (dificultad con cambios de iluminación). Este problema es especialmente importante durante la conducción, especialmente de noche o bajo la lluvia.
  • Se puede experimentar también pérdida de “sensibilidad de contraste“, por lo que aumentaría la dificultad para distinguir una imagen de su fondo cuando el contraste no es bueno.

Recomendaciones

  • Es importante hacerse un examen oftalmológico completo cada año o dos años a partir de los 65 años, para descartar enfermedades oculares relacionadas con la edad como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), la retinopatía diabética, el glaucoma, las cataratas y otras afecciones oculares.

Consejos

  • Baja visión

    • El término baja visión describe la pérdida de visión que dificulta la realización de las tareas diarias.
    • El envejecimiento normal del ojo no conduce a la baja visión, sino que se trataría del resultado de enfermedades oculares, lesiones o ambas.
    • Los síntomas de la baja visión incluyen la pérdida de visión central y/o periférica, visión muy borrosa, o ceguera nocturna.
    • Una persona con baja visión puede tener problemas para reconocer caras, leer, conducir, comprar, etc. Si experimentas alguno de estos problemas es importante que consultes a tu oftalmólogo, quien verificará y tratará las afecciones subyacentes y te aconsejará sobre los recursos para la baja visión y dispositivos y ayudas para ayudar con la lectura y otras tareas diarias.
  • Evitar caídas y lesiones relacionadas con los ojos

    • La mayor parte de las lesiones oculares ocurren con mayor frecuencia durante arreglos o pequeñas reformas de la casa y deportes. Las lesiones en los ojos pueden prevenirse mediante el uso de gafas de protección, por lo que su uso está altamente recomendado durante estas actividades.
    • Es importante reducir el riesgo de caídas. El uso de alfombras del baño/ducha/bañera antideslizantes, la colocación de barandillas en las escaleras y el acolchamiento de esquinas y bordes afilados de los muebles pueden prevenirlas.
  • Problemas de salud sistémica

    • La hipertensión arterial y la diabetes también pueden afectar a la salud de los ojos. Mantenga a su oftalmólogo informado acerca de tus condiciones de salud general y uso de medicamentos.
  • Ejercicio

    • El ejercicio regular también ayuda a mantener nuestro peso en el rango normal, lo que reduce el riesgo de diabetes y complicaciones derivadas de la misma.
    • El ejercicio más suave, que incluye caminar, hacer yoga o estirarse y respirar, también puede ser una forma efectiva de mantenerse saludable.
    • Recuerde usar protección solar y protección ocular cuando disfrute de deportes y recreación al aire libre.
  • Dormir

    • Durante el sueño los ojos disfrutan de una lubricación continua.
    • El sueño reparador permite eliminar el efecto de los irritantes como el polvo, los alérgenos o el humo que se pueden haber acumulado durante el día.

La diabetes y la salud ocular+

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad que afecta a la capacidad del cuerpo para producir o utilizar insulina de manera eficaz, y así controlar los niveles de azúcar en la sangre.

La glucosa es una fuente importante de energía para las células del cuerpo, el exceso de la misma en la sangre durante mucho tiempo puede causar daños en varias partes del cuerpo, incluyendo el corazón, los riñones, los vasos sanguíneos y los pequeños vasos sanguíneos de los ojos.

Los vasos sanguíneos de la retina pueden ser explorados de una manera sencilla y ser empleados para comprobar el estado de la circulación del organismo. El daño de los vasos retinianos en la diabetes es lo que se conoce como retinopatía diabética.

La diabetes puede causar cambios en la visión, incluso si no se ha encontrado ningún problema en la retina. Si los niveles de azúcar en la sangre varían rápidamente, se pueden dar cambios que causan visión borrosa, que vuelven a la normalidad después de que el azúcar en la sangre se estabiliza.

Un buen control metabólico de la diabetes ayuda a reducir la posibilidad de que aparezca la retinopatía diabética.

Pasos para ayudar a prevenir la retinopatía diabética

Si tienes diabetes estás en mayor riesgo de desarrollar algunas enfermedades oculares incluyendo retinopatía diabética, glaucoma y cataratas. Puedes seguir estos pasos para asegurarte de preservar tu visión en el futuro:

  • Visita a tu oftalmólogo al menos una vez al año para un examen oftalmológico completo, incluyendo dilatación de la pupila y examen de fondo de ojo. La detección de las lesiones en estadios precoces permiten tratamientos más eficaces. Puedes tener lesiones en la retina sin ningún síntoma.
  • Controla tu nivel de azúcar en sangre y la hemoglobina glicosilada. Un buen control metabólico de la enfermedad es la mejor manera de prevenir lesiones.
  • Mantén niveles saludables de tensión arterial y colesterol. Al controlar estos dos parámetros no sólo ayudarás a preservar tu salud ocular sino tu salud en general.
  • Deja de fumar. Si fumas, el riesgo de sufrir retinopatía diabética y otras enfermedades oculares relacionadas con la diabetes es mayor.
  • Haz ejercicio. El ejercicio es bueno para el control de la diabetes, y por supuesto para la salud en general. Hacer ejercicio con regularidad puede ayudar a mantener tu salud visual, a la vez que ayuda a controlar su diabetes.

La diabetes y las cataratas

Las personas diabéticas tienen una mayor tendencia a desarrollar cataratas que las que no lo son. Generalmente, las cataratas se asocian con cambios relacionados con la progresión de la edad, aunque existen otros factores que influyen en su desarrollo: ciertos medicamentos, procedimientos quirúrgicos, exposición a la luz solar y enfermedades. La diabetes acelera el desarrollo de cataratas en los adultos y también promueve la formación temprana de cataratas en la población joven.

  • ¿Es posible que la diabetes acelere la formación de cataratas?
    • Si, la diabetes, debido a una serie de alteraciones metabólicas de la enfermedad, hace que las cataratas sean más frecuentes en los pacientes diabéticos
  • ¿Puedo prevenir las cataratas?
    • El adecuado control metabólico de la enfermedad es el paso más eficaz para evitar todas las complicaciones de la misma. Es importante controlar los niveles de glucosa en sangre, la hemoglobina glicosilada, el colesterol y la tensión arterial, dejar de fumar y hacer ejercicio regular.
  • ¿Cuándo me opero de las cataratas?
    • El momento de la cirugía de la catarata es cuando la perdida de la calidad de la visión debido a la catarata interfiere en la calidad de vida del día a día. No obstante, considerando el estado de su retina y su catarata, el oftalmólogo buscará el momento idóneo para la misma.
  • ¿Puede empeorar mi retinopatía con la cirugía?
    • La cirugía de la catarata, a día de hoy, tiene buen pronóstico. No obstante, por muy bien realizada que esté, siempre induce una inflamación que puede empeorar o iniciar la retinopatía. Su oftalmólogo le recomendará un régimen de revisiones y tratamientos dependiendo de su retina.
  • ¿Debo hacer algo antes de la cirugía?
    • Los pacientes diabéticos reciben un tratamiento especial antes y después de la cirugía para intentar reducir la evolución de la retinopatía.
  • ¿Con que técnica me opero?
    • Las técnicas mínimamente invasivas de la cirugía de la catarata permiten que la inflamación originada sea menor y, con ello, la posibilidad de presentar complicaciones también se reducirá.

En definitiva, si tiene cataratas y diabetes, el oftalmólogo le guiará para elegir el momento adecuado, el tratamiento previo y posterior, la técnica y las revisiones de la cirugía para obtener los mejores resultados posibles.


¿NECESITA MAS INFORMACIÓN? CONTACTE CON NOSOTROS.
983 390 327

Contactar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar