El Grupo Recoletas se ha convertido en una pieza clave de la sanidad castellanoleonesa y también nacional. Roldán Rodríguez, Director General de Hospitales del grupo sanitario, explica a Redacción Médica el balance que hacen del último año así como de las últimas novedades del grupo, como la Unidad de Asesoramiento Genético en Cáncer Familiar, entre otras muchas innovaciones que afectan a varias especialidades con las que cuenta la red de centros del grupo.

¿Qué influencia tiene el Grupo Recoletas en el panorama sanitario en Castilla y León?

Recoletas es un motor importante en el desarrollo de la sanidad en Castilla y León, y un apoyo de la sanidad pública siempre que sea necesario. Desde Recoletas buscamos acercar a la población una sanidad de máxima calidad, con un equipo médico y humano lo más profesional y preparado posible, con un equipamiento médico de primer nivel y todo ello en unas instalaciones lo más cómodas posibles para nuestros usuarios. De hecho, Recoletas siempre ha estado a la vanguardia en este área y lo seguirá estando. Además, el Grupo está inmerso en un proceso de expansión y crecimiento que se traduce en la incorporación de nuevos centros a nuestra red asistencial, servicios como la Cirugía Robótica, el Instituto de Urología y Otorrinolaringología o la Unidad de la Mujer Recoletas, así como en el volumen de inversiones en mejora de nuestras instalaciones. Nuestra influencia por tratar de mejorar la salud, bienestar y calidad de vida en el ámbito sanitario en las poblaciones donde desarrollamos nuestra actividad.

El Hospital Recoletas Campo Grande atendió el año pasado, según sus propios datos, 74.157 consultas, 52.206 urgencias – 30.542 generales y 21.664 pediátricas-, y 16.545 hospitalizaciones. ¿Sería posible mantener una adecuada prestación sanitaria en Valladolid sin la asistencia sanitaria privada?

Como decía, Recoletas allá donde desarrolla su actividad es un apoyo a la sanidad pública, y creo que somos un complemento a la sanidad pública que revierte muy positivamente en el conjunto de la población. Nuestro objetivo es siempre estar al lado del usuario y de las necesidades médicas o sanitarias que éste pueda tener.

En junio pusieron en marcha la Unidad de Asesoramiento Genético en Cáncer Familiar. ¿Podría explicarnos cómo funciona la unidad y su importancia?

Efectivamente es una nueva Unidad que puede ayudar a las personas en la detención precoz y sobre todo en la prevención contra el cáncer. Como sabemos, la probabilidad y predisposición de una persona a desarrollar un tumor también vienen dado por su código genético. Desde esta unidad, que cuenta con dos oncólogas de primerísimo nivel y amplia experiencia en este campo, se trata de asesorar, estudiando cada caso en profundidad, con el objetivo de que personas que, por ejemplo, cuentan con casos de cáncer diagnosticado en antecedentes familiares o círculos dentro de su familia, conozcan su predisposición a sufrir cáncer ellos también, el tipo, y las medidas que tienen que tomar para evitar que ésto pueda suceder. Somos muchas las personas con antecedentes familiares que deberíamos pasar por esta Unidad y tomar precauciones de cara al futuro.

¿Cómo se consigue captar y atraer el talento dentro del Grupo Recoletas?

Uno de los valores que tenemos en Recoletas es que aquí los médicos pueden desarrollar su profesión dentro de un entorno que favorece este desarrollo. En muchos casos cuentan con un equipamiento de primer nivel, un entorno de trabajo multidisciplinar y un Grupo Hospitalario que reinvierte mucho cada año para que sus profesionales se encuentren en un entorno propicio para desarrollarse y crecer profesionalmente. Está despareciendo el mito de que para crecer como profesional médico la sanidad privada no sirve, en nuestro caso prestamos mucha atención y recursos para que ésto no sea así.

Para el resto de profesionales que trabajamos en Recoletas hay además un condicionante que creo es muy relevante, y es que aquí, las personas que quieren crecer, mejorar, asumir más responsabilidad, aportar e influir en las decisiones que se toman, no tienen techo. Somos una empresa con grandes gerentes y directivos, con 20 años de experiencia en Recoletas que empezaron en sitios muy diferentes y que se han ido desarrollando hasta llegar a puestos directivos de máxima responsabilidad. En Recoletas el que quiere crecer, puede hacerlo.

Recientemente han firmado un acuerdo de colaboración con el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) en investigación biomédica. ¿Qué papel juega la medicina privada en la investigación en Castilla y León?

Nuestros centros en Castilla y León son referentes, tanto en la enfermedad como en el bienestar. Y no solo por el número de actos médicos que realizamos sino porque en muchos casos contamos con un nivel de complejidad médica asistencial en tratamientos de un altísimo nivel. Este acuerdo con el IBSAL es un hito muy importante para Recoletas, y estamos deseando desarrollarlo. Que nuestros profesionales sean parte de la investigación y los avances médicos trabajando codo con codo con agentes tan prestigiosos como el IBSAL es un hecho que nos motiva aún más para seguir desarrollando sanidad de calidad y que los mejores profesionales se encuentren a gusto y satisfechos de desarrollar su profesión con nosotros.

¿Cómo se ha beneficiado el grupo de la implantación de los últimos avances en análisis clínicos, hematología, microbiología y biología molecular?

Que la esperanza de vida de la población, y lo que es más importante la calidad de vida aumente cada año, también es gracias a todos esos avances. Avances que vamos incorporando a la cartera de servicios de Recoletas en la medida que van surgiendo. Por tanto, repercute positivamente en nuestros usuarios.

¿Podría hablarnos de la labor del Instituto Oncológico?

Tenemos un Instituto Oncológico del cual nos sentimos muy orgullosos. Es un referente no solo a nivel de Castilla y León sino también a nivel nacional, formado por unos grandes profesionales y una altísima tecnología médica. Desde que se puso en marcha el Instituto, nuestra apuesta por dar un servicio de máxima calidad a la población es nuestra máxima prioridad. Para ello, contamos con un acelerador lineal de última tecnología, el Trubeam Stx para el tratamiento de los pacientes oncológicos. Su alta precisión permite administrar dosis muy altas de radiación al tejido tumoral, sin apenas afectar a los tejidos sanos que lo rodean, y aumentar la eficacia del tratamiento: se consigue así un mayor control tumoral con menos efectos secundarios. Además, esta precisión en la administración de los tratamientos de radioterapia permite administrar dosis más intensivas, disminuyendo muy significativamente el número de sesiones, lo que repercute en una mayor comodidad para el paciente.

¿Y el Instituto Cardiovascular?

El Instituto Cardiovascular es desde enero de 2015 un referente en Castilla y León. Nuestros pacientes confían en nosotros desde las consultas médicas hasta las intervenciones quirúrgicas más complejas y novedosas llevadas a cabo en nuestra sala de Hemodinámica. Este Instituto es un claro ejemplo de que cuando se juntan unas instalaciones de primer nivel, con un equipo médico de máxima calidad a nivel nacional capitaneado por el prestigioso doctor Francisco Fernández Avilés y el doctor Alberto San Román Calvar, director y subdirector respectivamente, junto con un personal de enfermería profesional y dedicado al paciente, los resultados en la atención y calidad que reciben los pacientes es muy satisfactoria.

¿Qué importancia tiene la calidad asistencial a la hora de evaluar los resultados del Grupo?

La calidad asistencial lo es todo para Recoletas. Todas la inversiones en equipamiento e instalaciones, la búsqueda e incorporación de los mejores profesionales médicos y personal en cada uno de nuestros centros, así como el trabajo diario de cada una de las mil personas que trabajamos en Recoletas, lo hacemos con el paciente como centro de todo, y como único objetivo de dar el mejor tratamiento o solución que requiera cada uno de nuestros pacientes o usuarios que atendemos cada día.

¿Cuáles son los objetivos del Grupo para los próximos años?

Nuestro objetivo es estar donde la población necesite. Este objetivo que puede parecer difuso es, sin embargo, lo que nos hace reinvertir el 100% de lo generamos en equipamiento, tecnología y personal en beneficio de la población. Este es el modelo que Recoletas sigue desde que se fundó hace 29 años en 1989. Y es el modelo que queremos seguir llevando los próximos años.