La clave para ser felices es potenciar la actitud positiva en uno mismo

La psicóloga Rosa Criado recomienda establecer hábitos saludables, valorar las cosas importantes y fijarse objetivos

Ser feliz depende de uno mismo. A menudo nos centramos en buscar la aprobación de los demás, a culpabilizarnos por no ser perfectos o a mirar al pasado y estancarnos en un problema que ya no tiene solución. Estos son algunos de los esquemas de pensamiento y comportamientos a evitar que la psicóloga del Hospital Recoletas de Segovia, Rosa Criado, enumeró en una nueva sesión de las Aulas de Salud de El Norte de Castilla, que cuentan con el patrocinio de la Junta de Castilla y León, Recoletas y Gullón. La doctora explicó otras actitudes que impiden que seamos felices, como el hecho de culpabilizarse ante la imperfección, «lo que nos dificulta aprender», o la inactividad.

Pero lo más importante y en lo que hizo hincapié la especialista del servicio de Psicología del Hospital de La Misericordia en la jornada ‘La felicidad: estado o actitud’ fue en las pautas a seguir para poder encontrarse bien con uno mismo. En la conferencia celebrada en el auditorio del Museo Esteban Vicente, indicó que es necesario establecer una serie de hábitos saludables para poder alcanzar la felicidad. Una buena alimentación, el descanso necesario para que el cerebro no permanezca estresado o la realización de actividad física y cognitiva son los métodos que adecuan el órgano más importante del cuerpo para tener una predisposición cerebral a ser feliz. En este sentido, también animó a los asistentes al acto que llenaron la sala a sonreír todas las mañanas, pues «la sonrisa engaña al cerebro y los músculos le transmiten señales de bienestar».

En la conferencia, que fue presentada por Jaime Rojas, delegado de El Norte de Castilla en Segovia, la psicóloga recomendó a todo aquel que quiera ser feliz a valorar las cosas importantes, fijarse metas que nos satisfagan y mantengan motivados, y priorizar entre lo que es urgente y lo que es importante. También hizo hincapié en fomentar un diálogo interno positivo, con la mezcla racional y emocional. En este sentido, puso de ejemplo el cómo afrontar una situación adversa como puede ser la pérdida de alguien importante. «Ante un fallecimiento hay que dejar que fluyan las emociones, aunque no hay que agarrarnos a ello», explicó Criado, puesto que «es bonito recordar a esa persona pero es negativo entrar en un bucle de tristeza continua».

Una manera para ser conscientes de las cosas que nos ayudan a progresar según la doctora es mantener un diario de vivencias positivas. «Tenemos mucho más positivo que negativo. En un día bueno si nos surge un contratiempo lo podemos ver como una ayuda para seguir mejorando», explicó.

Una herramienta más que ayuda a alcanzar la deseada felicidad es valorar los logros personales, pues fortalece la autoestima. Según Rosa Criado, «tendemos a reforzar a los demás y no a nosotros mismos», por lo que recomienda establecer conductas de autorefuerzo. Además es necesario fomentar las relaciones sociales productivas, «apartar a las que nos restan» y aprender a escuchar para establecer reciprocidad con las personas que nos importan, ya que «muchas veces si no existe ese intercambio, es posible que la gente se aleje de nosotros si no les aportamos».

«Tendemos a quedarnos en el pasado; si miramos atrás nos perdemos lo que tenemos delante». La comparación con otros tiempos, al igual que la que se realiza con otras personas, se hace por inseguridad. Y esa inseguridad genera que la comparación no sea objetiva. Esa búsqueda en el pasado, al igual que la mirada hacia el futuro para intentar anticipar un problema y saber cómo resolverlo, «suponen invertir recursos para nada, lo único que conseguimos es restar».

Vivir el presente

La psicóloga invita a todo aquel que quiera ser feliz a «analizar los contratiempos racionalmente», aunque siempre «sin tener miedo de sentir». En este aspecto subrayó que no hay que tener miedo a equivocarse puesto que «es una oportunidad para aprender». La última recomendación que ofreció para conseguir ser felices es ser asertivos y aprender a decir que no, con el desarrollo de la capacidad de transmitir lo que sentimos, «con libertad pero respetando también la libertad de los otros».

Entre los comportamientos a evitar también añadió la tan presente pregunta en la mayoría de las personas del ‘¿Y si…?’ que lleva a darle vueltas innecesarias a situaciones inexistentes o las expresiones generalistas como ‘siempre’, ‘nunca’, ‘todos’ o ‘ninguno’.

Rosa Criado definió la felicidad como «un derecho y obligación que tiene el ser humano para consigo mismo». «Cada instante es una oportunidad que nos brinda la vida para alcanzarla y donde el único responsable es uno mismo», subrayó. En cuanto a los factores que influyen en su consecución, citó la personalidad, las relaciones sociales, los pensamientos y el lenguaje interno y las emociones y su gestión, este último apartado relacionado con la actitud, tanto con la cognición como la emoción.

La psicóloga realizó una conferencia que por momentos se convirtió en una charla con varios de los cerca de 50 asistentes, que no perdieron la oportunidad de preguntar a la psicóloga la manera de afrontar algunos problemas, como la forma de prestar ayuda a una persona querida que no quiere recibirla o la inseguridad al no saber si has ofendido a otra con tus palabras.