Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas
Imagen de una mujer desmaquillándose bien

Cómo desmaquillarse bien para cuidar de tu salud ocular

16 julio, 2020 Prevención

Etiquetas: , ,

Un ojo bonito es sinónimo de ojo sano, por eso si queremos lucir una mirada que llame la atención, y más ahora que utilizamos mascarilla en el día a día, es indispensable cuidarnos y seguir las recomendaciones de nuestro oftalmólogo.

En Recoletas disponemos del Instituto Oftalmológico Recoletas, un centro integral de oftalmología que responde al deseo de brindar la mejor asistencia clínica y quirúrgica a los pacientes con problemas oculares. Es por ello que, para evitar futuros problemas oculares, os contamos cómo desmaquillarse bien. Mantener una salud ocular es posible si atendemos a nuestras rutinas menos saludables y las cambiamos. ¡Abrid bien los ojos que vamos con ello!

Qué debemos evitar para tener unos ojos saludables

Para tener una mirada saludable y bonita a corto y largo plazo debemos tener en cuenta algunos aspectos, ya que en muchas ocasiones llevamos a cabo acciones del día a día sin pensar en que podemos poner en riesgo nuestra salud ocular. Por ello, es importante evitar lo siguiente a la hora de desmaquillarse:

– Si frotamos la piel de los párpados (la más fina del cuerpo) de forma ruda, con el paso del tiempo se puede dañar y quedar más estirada.

– También, lo más probable con esa acción es que nos arranquemos algunas pestañas.

– El movimiento brusco en los párpados puede lastimar la superficie de los ojos, produciéndose irritación o incluso heridas.

En resumen, es importante que desmaquillarse no sea una “rutina de hacer con prisas”, ya que se realizará de forma incompleta, perjudicando a que nuestros ojos estén saludables.

Es importante conocer que hay casos en los que el maquillaje queda incrustado para siempre en la parte interna de los párpados, dentro de nuestras células barrenderas, que no tienen un punto limpio donde tirarlo.

Esto lo hemos podido ver en personas que llevaban años haciendo las cosas mal y que han acudido a un oftalmólogo por pérdida de visión o picores. Al examinar su visión, hemos detectado restos de maquillaje en el interior del párpado, lo que nos indica que durante un tiempo no ha llevado a cabo una rutina que favorezca a su salud ocular. Además, también es importante saber cómo mantener una higiene ocular a través de las herramientas que se utilizan para maquillaje (brochas, esponjas…).

Cómo desmaquillarse bien en un paso a paso

Antes de empezar: higiene total

Lo primero que debemos hacer es lavar nuestras manos, ya que la higiene es fundamental para evitar que cualquier germen entre donde no debe, en este caso, en nuestros ojos.

Si tenemos lentes de contacto, tendremos que retirarlas antes de desmaquillarnos, así evitaremos que algún resto de maquillaje sea arrastrado y dañe la superficie de las lentillas o de los ojos. También puede ocurrir que las lentillas se muevan demasiado y acaben en un lugar que nos cueste mucho retirar o incluso tengamos que ir a urgencias porque se hace inaccesible retirarlas.

Una duda que nos llega mucho a nuestra Especialidad de Oftalmología es si las lentillas se pueden meter por detrás de los ojos. Desde aquí os informamos que ¡es imposible! Así que, tranquilidad.

Vamos allá: qué producto es idóneo para la salud del ojo

Tan importante es el cómo nos desmaquillamos como qué producto se usa. Nosotros recomendamos utilizar un producto que esté indicado para desmaquillar los ojos, ya que el pH (el grado de acidez) tiene que ser compatible con el de la superficie ocular, si no producirá escozor y enrojecimiento.

Por ello, una excelente opción son las aguas micelares, las cuales contienen un surfactante, que es una molécula que tiene afinidad por las grasas y el agua. Entre varias moléculas de surfactante se forman unas cápsulas llamadas micelas, que son capaces de atrapar la suciedad, el maquillaje y otros cosméticos. El agua micelar también suele contener ingredientes calmantes e hidratantes. Lo que la hace especial es que está formulada para que se formen micelas de manera espontánea, y así consigue que un surfactante tenga un mayor poder detergente sin que esto conlleve una mayor irritación.

Si no hemos probado ninguna antes, lo más prudente es intentarlo con una para pieles sensibles y apta para los ojos. Y si el maquillaje es resistente al agua, seguramente sea preciso utilizar algo más. En un solo paso, es práctica un agua micelar bifásica con aceite.

En dos pasos, primero usamos un producto oleoso (aceite o manteca) con un suave masaje con nuestros dedos y luego el agua micelar. En estos casos es normal notar visión borrosa de forma temporal tras su uso, y más si se utiliza mucho producto y entra en los ojos, ya que la parte aceitosa se mezcla con nuestra lágrima.

Cómo usar los productos para uno ojos sanos

Si no hemos aplicado mucho maquillaje y no es resistente al agua, puede ser suficiente con empapar con agua micelar un disco de algodón dividido (a modo de dos discos iguales más finos, para ahorrar), colocarlo sobre los párpados cerrados y presionar dando toquecitos durante medio minuto aproximadamente.

Figura 1: División de discos

Después, lo deslizamos suavemente hacia afuera y comprobaremos que la mayor parte del maquillaje ha quedado en el algodón. Los restos se pueden retirar deslizando suavemente el disco empapado.

Si el maquillaje es resistente al agua o hemos aplicado mucho, será mejor que coloquemos una de las mitades de un disco de algodón, doblada por la mitad con la parte recta por debajo de las pestañas inferiores (Figura 2: 1 y 2) y la otra mitad estirada cubriendo toda la zona. De esta manera dejamos las pestañas como el contenido de un bocadillo, en el que el pan son los algodones (Figura 3).

Tras ello, presionamos dando toquecitos durante al menos un minuto (Figura 4).

Posteriormente se deslizan con suavidad hacia fuera los algodones y los restos se retiran con delicadeza (Figura 5).

Si a pesar de todo han quedado restos en las pestañas, se puede impregnar un cepillo de pestañas limpio con agua micelar y luego peinarlas con cuidado (Figura 6).

Es importante que prestemos atención en la base de la pestaña, para no tocar el ojo, porque los accidentes ocurren y podemos hacernos una herida en la superficie del ojo. Después deslizamos suavemente el disco de algodón sobre las pestañas para terminar de retirar el maquillaje.

Por último, en el caso de haber maquillado el borde palpebral (la línea de agua) es muy importante que retiremos el maquillaje, ya que éste puede taponar las glándulas que producen la grasa que necesita la lágrima, alterarla y rozar con la superficie del ojo. Para desmaquillar esta zona, se puede impregnar con agua micelar un bastoncillo y pasarlo por el borde a modo de barrido. Para ello, presionamos el párpado con un dedo para que el borde se separe de la superficie del ojo y así no tocarla accidentalmente.

Con estas recomendaciones los ojos quedarán desmaquillados correctamente protegiendo tu salud ocular y manteniendo unos ojos sanos y una mirada perfecta. Crear un hábito adecuado es muy importante para que nuestros ojos y párpados.

Ante cualquier duda, puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte. 

Dra. Díaz Cabanas

Oftalmóloga en el IOR

Ficha profesional

Bibliografía

1. Kadri R, Achar A, Tantry TP et al. Mascara induced milphosis, an etiological evaluation. Int J Trichology. 2013; 5(3): 144-7

2. Draelos ZD. Special considerations in eye cosmetics. Clinics in Dermatology. 2001; 19(4): 424-30

3. Robaei D. Subconjuntival mascara deposition. Ophthalmology. 2018; 125(5): 641

4. Carvajal Riola C. Rutina facial. En: Carvajal Riola C, coordinadora. Inteligencia cosmética. 2ª ed. Córdoba: Arcopress: 2019. 55-89

5. Wang MT, Craig JP. Investigating the effect of eye cosmetics on the tear film: current insights. ClinOptom. 2018; 10: 33-40

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar