Recoletas Red Hospitalaria y el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), han firmado un acuerdo de colaboración para favorecer la investigación biomédica. Esta alianza entre ambas entidades ha sido materializada en un encuentro entre Roldán Rodríguez, Director General de Hospitales de Recoletas, y Rogelio González Sarmiento, Director Científico del IBSAL.

Con una duración inicial de 4 años, concretamente, el convenio establece un marco de fomento de cooperación, relaciones, actividades e intercambio en aspectos técnicos y científicos entre ambas instituciones. Así como la colaboración en programas de formación del personal investigador y técnico, y la ejecución de proyectos y programas conjuntos de investigación y desarrollo e innovación.

“Este convenio es un hito para Recoletas, que confirma la apuesta por el desarrollo y la mejora continua de este Grupo hospitalario. Los investigadores deben de disponer de los mejores medios y conocimientos para desarrollar su labor investigadora. Convenios como éste son muy importantes para intercambiar y fomentar nuevos conocimientos. Por eso, en Recoletas pretendemos impulsar proyectos, ensayos clínicos, programas de formación y actuaciones que supongan un intercambio de experiencias, conocimientos y la promoción de propuestas de trabajo innovadoras”, asegura Roldán Rodríguez, Director General de Hospitales de Recoletas.

“Con este convenio esperamos extender el campo de investigación biomédica de la Comunidad de Castilla y León incorporando centros y profesionales que habitualmente no están implicados en actividades investigadoras, demostrando que la investigación no tiene barreras”, señala Rogelio González Sarmiento

Sobre el IBSAL

El Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca es uno de los 29 Institutos de Investigación Sanitaria acreditados que existen en España y el único de Castilla y León con este reconocimiento a la investigación de excelencia. Se constituyó el 21 de marzo de 2011 mediante convenio firmado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León y la Universidad de Salamanca al que se sumó el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) el 10 de febrero de 2012. Es un espacio para la investigación biomédica, orientado a la investigación básica, clínica, epidemiológica y en servicios de salud.