Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas

La microbiota intestinal: factor importante en la obesidad

20 julio, 2020 Recoletas Salud

Etiquetas:

El término microbiota hace referencia al conjunto de bacterias que forman un ecosistema en el tracto gastrointestinal, que poseen diversas funciones entre las que se encuentra la de barrera protectora en las microvellosidades del intestino, estructural, inmunomoduladora, metabólica y reguladora de la energía, y cuya presencia es beneficiosa para la salud siempre que exista un equilibrio en su composición. La alteración de la microbiota intestinal por pérdida de microorganismos beneficiosos, fenómeno conocido como disbiosis, puede ser causa de aparición de ciertas enfermedades (sobrepeso, obesidad, enfermedades inflamatorias, problemas de malabsorción, entre otras).

Es bien sabido que, en las últimas décadas, la prevalencia de la obesidad está aumentando tanto en adultos como en la población infantil, por lo que, en la actualidad, un reto importante lo constituye la búsqueda de los posibles factores que pueden in uir en la mejora de las intervenciones frente a la obesidad y sus patologías asociadas (diabetes mellitus tipo II, patologías cardiovasculares, etc.). Entre estos factores, uno de los más estudiados es la microbiota intestinal.

Este microecosistema está constituido por un conjunto de bacterias que se encuentran instaladas de forma permanente en el aparato digestivo, y también por un número variable de microorganismos que se encuentran en tránsito de forma temporal y que provienen de los alimentos u otras fuentes. Dicha microbiota está integrada por cuatro familias principalmente: Firmicutes, Bacteroidetes, Actinobacterias y Proteobacterias, constituyendo las dos primeras el 90% de la concentración bacteriana del colon.

En individuos obesos, la microbiota presenta desviaciones en la proporción de las diferentes bacterias del intestino, cuando se compara con la de las personas con normopeso, sobre todo en lo que se refiere a la proporción Firmicutes/Bacteroidetes.

Por otro lado, se ha comprobado que las dietas ricas en grasas e hidratos de carbono simples y pobres en  bra alteran la microbiota intestinal asociándose este tipo de dietas con fenómenos disbióticos, provocados por falta de nutrientes indispensables para el correcto funcionamiento de la microbiota. La alterada microbiota de personas obesas es más eficiente en la obtención de energía a partir de los alimentos e inter ere directamente en el almacenaje de la energía en forma de grasa en los adipocitos. Además, aumenta la permeabilidad intestinal provocando un estado de inflamación crónica leve asociada a la obesidad.

Por todo lo expuesto anteriormente, para el nutricionista-dietista, un enfoque clave en el tratamiento de la obesidad debe ser la mejora de la microbiota mediante la instauración de dietas basadas en la pérdida de grasa corporal, con restricción de azúcares simples, un correcto balance omega-3/omega-6, una ingesta adecuada de nutrientes antioxidantes y, todo ello junto con la administración de prebióticos y probióticos, si fuera necesario.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar