Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas
Imagen de una mujer que sufre por un cálculo renal

Qué es el cálculo renal y cuáles son sus síntomas y tratamientos más comunes

20 agosto, 2020 Patologías

Etiquetas: , ,

Nuestros riñones son una parte fundamental de nuestro organismo, ya que eliminan los residuos, el exceso de líquido o los productos de desecho de la sangre. Son como el sistema encargado de los residuos de nuestro cuerpo, los cuales abandonan el organismo cuando orinamos.

En Recoletas, como grupo hospitalario de referencia, queremos explicaros qué es el cálculo renal, por qué sucede y qué tipos son los más comunes. Hay que entender bien todo lo que hace que nuestro cuerpo funcione perfectamente, ya que así seremos más capaces de cuidar y atender nuestra salud, ¿verdad?

Tipos de cálculo renal y síntomas de cálculos renales más comunes

El cálculo renal es un bulto sólido y duro que se forma en el riñón y que puede tener el tamaño de una diminuta piedrecita o llegar a ser mucho más grande. Está formado por productos de desecho de orina y generalmente se forma cuando la orina se concentra, lo que permite que los minerales de nuestro organismo se cristalicen y se unan.

Nuestra orina contiene sustancias como puede ser calcio, ácido úrico o fosfato. Por regla general estas están muy diluidas en nuestro organismo, haciendo muy sencillo que nuestro cuerpo las elimine a través de la orina. Lo que sucede es que, cuando por ejemplo hemos llevado una alimentación menos saludable o no hemos bebido mucha agua durante algunos días, la orina se encuentra demasiado concentrada, provocando que se formen unos cristales, los que van quedándose atascados en el tejido renal, aumentando su tamaño y generando los cálculos renales.

Además, un cálculo renal puede permanecer en el riñón o desplazarse por tracto urinario (vejiga, uréteres y uretra), pudiendo quedar atascado si tiene un tamaño grande, produciendo un dolor intenso. Y ahora que ya sabemos qué es el cálculo renal, vamos a descubrir los tipos de cálculo renal que existen:

Cálculo de calcio: Es el más común. El calcio que no se usa en los huesos y los músculos va directo a los riñones. Lo normal es que los riñones eliminen el calcio a través de la orina. El calcio se acumula en los riñones y forma los cálculos.

Cálculo de estruvita: suele ser más común en las mujeres. Se forma después de una infección crónica de tracto urinario. Están formados por lo habitual de amoniaco.

Cálculo de ácido úrico: Se forma un cálculo de ácido úrico cuando hay demasiado ácido úrico en la orina.

Cálculo de cistina: Un cálculo de cistina no es muy común. La enfermedad que provoca la formación de cálculos de cistina es hereditaria y se llama cistinuria.

Por regla general, uno de los síntomas más comunes del cálculo renal es el dolor intenso en la parte baja de la espalda y en el costado, de tipo cólico. Además, el dolor se suele desplazar hacia el abdomen, la ingle o los genitales a medida que el cálculo se desplaza por el tracto urinario. Tras ello, se pueden manifestar síntomas como náuseas y vómitos, orina turbia o fiebre.

Es posible que en ocasiones hayamos tenido un cálculo renal sin saberlo, ya que es nuestro propio organismo el que se encarga de eliminarlo. Lo que sucede es que, cuando su tamaño es mayor, se hace más difícil y doloroso el proceso, teniendo que recurrir a un especialista en nefrología (especialidad médica que se ocupa del tratamiento de las enfermedades renales).

Causas, recomendaciones y tratamiento del cálculo renal

Es muy importante que cuidemos de nuestros riñones, pues asegurar el buen funcionamiento de nuestro organismo. La mayoría de las personas que tienen cálculos renales tienen una probabilidad del 50% de desarrollar otro cálculo renal en el término de 10 años. Como también, si un pariente tuyo ha desarrollado cálculos renales, es posible que tú tengas más probabilidades de desarrollarlas a lo largo de tu vida.

Entre las causas más usuales que pueden provocarte cálculos renales son:

  • Deshidratación.
  • Dieta poco saludable y con mucha cantidad de sal (no comas más de 1,500 mg de sal por día).
  • Medicamentos.
  • Problemas en las vías urinarias (muy común en mujeres, provocando un cálculo de estruvita).
  • Si tu organismo tiene problemas para descomponer y utilizar los alimentos.

Por ello, la mejor manera de prevenir los cálculos renales pasa por beber suficiente líquido en el día a día. Limitar el consumo de alimentos ultraprocesados y con sal, e incluir en la dieta alimentos con mucho calcio, como leche, queso, yogur, ostras y tofu. También alimentos como cítricos y llevar una dieta baja en grasa.

El tratamiento de los cálculos renales pasa por visitar a tu médico cuando sientas algunos de los síntomas descritos o ante cualquier incidencia o duda de poder sufrir un cálculo renal. Ya que el dolor difícilmente desaparece si no se consulta con un especialista.

El profesional te indicará el mejor tratamiento en función de la gravedad o dolor que sufras. Si el cálculo es suficientemente pequeño, es posible que te indique que bebas cierta cantidad de agua, y lo elimines a través de la orina. También puede recetarte algún medicamento que calme el dolor y no empeore los síntomas.

En el caso que sea demasiado grande podrías recibir un tratamiento de ondas de choque para romper el cálculo renal en trozos más pequeños, o a través de la cirugía, que en ocasiones es la única manera de eliminar un cálculo renal.

En Recoletas disponemos de la Especialidad de Urología, donde tratamos las afecciones correspondientes al tracto urinario de varones y mujeres, así como aquellas que se relacionan con el sistema genital masculino. Ante cualquier síntoma, ponte en manos de profesionales. Puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar