Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas

¿Conoces la importancia de tus riñones? Consejos prácticos para tu salud

2 septiembre, 2021 Medicina General

Tener riñones saludables y eficientes es esencial para mantener nuestro organismo en óptimo estado. Estos pequeños órganos, ubicados debajo de la caja torácica, son los principales encargados de expulsar todos los desechos y sustancias perjudiciales de nuestro organismo, para así asegurar su correcto funcionamiento. Por ello es importante brindarles el cuidado y la atención que necesitan. En este sentido, desde Recoletas Red Hospitalaria, tu salud nos preocupa y estamos a tu lado para cuidarte. En este post te explicamos la importancia de los riñones en el día a día, al tiempo que te ofrecemos unos consejos para que estén en perfecto estado.

¿Cuál es la importancia de los riñones?

Los riñones son los órganos responsables de tres funciones vitales que tu cuerpo necesita para funcionar de forma correcta:

  1. Regula los niveles de agua:

Todos sabemos que nuestro cuerpo necesita cantidades suficientes de agua para funcionar correctamente. Sin embargo, tanto el exceso como la escasez de agua pueden provocar efectos negativos sobre la salud y el rendimiento físico de una persona. Aquí es donde interviene el funcionamiento de los riñones, los cuales permiten regular los niveles de agua, asegurándose de retener líquidos cuando el cuerpo más los necesita, y expulsarlos cuando las cantidades son excesivas.

  1. Elimina desechos y toxinas:

Cuando los desechos y sustancias tóxicas no son eliminadas en el tiempo correspondiente, todos los órganos del cuerpo se vuelven propensos a sufrir fallas y complicaciones de diferentes grados. Por esta razón, es fundamental contar con un medio para filtrar y eliminar los desechos acumulados en nuestro organismo. Los riñones son los encargados de desempeñar dicha función, asegurándose de que los desechos como la urea, producida cuando el cuerpo desintegra proteínas durante el proceso digestivo, o la creatinina, una sustancia derivada de la actividad muscular, sean expulsados de manera eficiente.

  1. Produce ciertas hormonas:

Las hormonas son “mensajeros químicos” producidos por diferentes órganos del cuerpo, incluyendo los riñones. Estos “mensajeros” circulan por el torrente sanguíneo, regulando y controlando diferentes funciones del organismo, como la producción de glóbulos rojos, la absorción de calcio, y la presión sanguínea, todos ellos factores de gran importancia cuando se trata del cuidado de la salud.

Además, los riñones también son los encargados de controlar la presión arterial; impulsar la producción de glóbulos rojos; fortalecer los huesos; y equilibrar las concentraciones de agua, sales y minerales en la sangre.

¿Cómo cuidar los riñones?

Cuidar los riñones es clave para poder realizar funciones vitales. En este sentido, a continuación, te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a mantener la salud de tus riñones en perfecto estado.

  1. Procura dormir lo suficiente:

El insomnio crónico está directamente relacionado con una peor salud renal. En concreto, se ha visto que las personas que padecen insomnio tienen 1,5 veces más riesgo de sufrir pérdida de función renal.

Si hace tiempo que observas que te cuesta conciliar el sueño o te levantas excesivamente cansado, acude al médico. Conviene descubrir la causa de tu insomnio para atajar el problema cuanto antes.

  1. Presta atención a tu corazón:

Los últimos estudios sugieren que todo lo que perjudica al corazón (como el sedentarismo o el hábito de fumar) también daña al riñón. Por tanto, cuida tu corazón y su buen estado lo harás extensible a tus riñones.

  1. Evita determinados  fármacos:

Muchas medicinas resultan tóxicas para el riñón. Sin embargo, lo último que se sabe es que los antiinflamatorios comunes (como el ibuprofeno), además de intoxicarlo, intervienen en el flujo de sangre y disminuyen el riego a este órgano.

También son perjudiciales, especialmente al riñón, los antibióticos y los fármacos contra la acidez. Por ello, no conviene tomarlos sin prescripción médica…

  1. Come uvas y brócoli:

Estos dos alimentos tienen kaempferol, que evita la deficiencia de coenzima Q, que promueve la regeneración celular. Por ello, son una clara apuesta e impulso para la salud de tus riñones.

  1. Líbrate de los kilos de más:

La incidencia de enfermedades renales asociadas a la obesidad ha crecido 10 veces en los últimos años. Y es que el sobrepeso lleva a sufrir diabetes e hipertensión, que afectan a los riñones. Además, la obesidad promueve la inflamación y el estrés oxidativo, factores que afectan directamente a la salud de los riñones.

Las enfermedades más comunes de los riñones

Los riñones, como hemos indicado anteriormente, desempeñan un papel fundamental para el organismo. En este sentido, estos órganos son los encargados de purificar la sangre y desechar, a través de la orina, las sustancias tóxicas. 

No obstante, sus funciones se pueden ver alteradas por distintas patologías. Así pues, las enfermedades que afectan de forma puntual o crónica al correcto funcionamiento de los riñones se conocen como nefropatías. Estas son las más comunes:

  • Enfermedad renal crónica: es el trastorno de los riñones provocado por distintas enfermedades que hacen que los riñones no puedan filtrar la sangre correctamente.
  • Cáncer de riñón: las células renales mutan y se convierten en cancerosas, impidiendo que se realicen las  funciones adecuadamente.
  • Insuficiencia renal aguda: patología que provoca que los riñones pierdan su capacidad de depuración.
  • Cálculos renales: esta enfermedad se conoce comúnmente como piedras en el riñón y produce unos depósitos duros de minerales que se forman dentro de estos órganos y que provocan distintas complicaciones.
  • Nefropatía diabética: es una enfermedad renal grave que deriva de la  diabetes y  provoca que los riñones no puedan desempeñar sus funciones de forma normal.
  • Glomerulonefritis: la glomerulonefritis es una patología caracterizada por la inflamación de los glomérulos.
  • Traumatismo renal: es la afectación a los riñones que se da por alguna presión violenta ejercida sobre estos órganos.
  • Poliquistosis renal: se conoce también como enfermedad renal poliquística. Es un trastorno hereditario y provoca quistes en estos órganos que afectan a sus funciones.
  • Pielonefritis: es una infección renal que empieza en la vejiga o la uretra pero se puede extender a los riñones, reduciendo la realización de las funciones de forma correcta
  • Glomeruloesclerosis focal y segmentaria: es una enfermedad de los riñones caracterizada por la formación de cicatrices en los glomérulos de las células renales. Si se agudiza, puede derivar en insuficiencia renal.
  • Síndrome nefrótico: los daños en los vasos sanguíneos provocan que se expulse demasiada cantidad de proteínas en la orina.
  • Enfermedad de Berger: también conocida como nefropatía por Inmunoglobulina tipo A, es un trastorno renal provocado por la acumulación de este anticuerpo en los riñones. La elevada concentración produce una inflamación local que dificulta la funcionalidad de los riñones.

Con todo, desde Recoletas Red Hospitalaria contamos con el equipo de expertos más comprometido que existe para poder dar solución a cualquier problema médico. Por tanto, si tienes alguna molestia a nivel renal o sufres alguna de las enfermedades citadas anteriormente…¡Estamos a tu disposición!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar