Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas

Infecciones respiratorias más comunes en los niños

26 noviembre, 2020 Pediatría

Etiquetas: ,

Una de las preocupaciones más frecuentes de muchos padres es saber cuáles son las infecciones respiratorias de los niños, y cómo pueden hacerles frente si su hijo sufre una de estas infecciones. 

En Recoletas Red Hospitalaria contamos con los profesionales más cualificados para tratar cualquier infección respiratoria en niños y niñas. Y, en este artículo, queremos explicar cuáles son las principales infecciones y cómo gestionarlas. 

Bronquiolitis en bebés: síntomas más comunes 

Las bronquiolitis en bebés son bastante comunes. Es una infección que, generalmente, se da en niños menores de 2 años. Entre los 6 y 24 meses es el periodo de mayor probabilidad para sufrir esta afección.  

Para saber si tu hijo o hija está sufriendo esta infección, es importante conocer sus síntomas. Estos son algunos de los síntomas más frecuentes: 

  • Fatiga.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar, con sibilancias y aparente falta de aire. 
  • Fiebre.
  • Cuando el niño intenta inhalar, se hunden los músculos que rodean las costillas. 
  • Las fosas nasales se ensanchan al respirar. 
  • El bebé respira a una velocidad considerablemente más rápida de lo habitual. 
  • El bebé tiene la piel morada porque le falta oxígeno. En este caso, es urgente acudir al hospital para que lo vea un pediatra cuanto antes. 

Bronquitis en niños: cómo tratarla

Las bronquitis en niños y niñas también son una de las infecciones respiratorias más frecuentes a corta edad. Si tu hijo está sufriendo una bronquitis, es importante acudir al pediatra para que sea él quien indique el tratamiento a seguir. En el Grupo Hospitalario Recoletas contamos con profesionales, tanto pediatras como neumólogos, que pueden ayudar a tu pequeño. 

Si el niño presenta síntomas graves, como fiebre alta, náuseas y vómitos, tiraje o astenia; la visita al médico resulta incluso más importante y urgente. Generalmente, se suelen prescribir analgésicos, antitusígenos, antipiréticos, antibióticos y broncodilatadores. 

Además de acudir al médico especializado para que indique los pasos a seguir, podemos ayudar desde casa a aliviar los síntomas del pequeño mediante diferentes prácticas. Por ejemplo, el uso de humidificadores con esencias como el eucalipto o el mentol, una hidratación adecuada, evitar el frío, guardar reposo, ingesta de alimentos ricos en alicinas como el ajo y la cebolla… 

También, para aliviar la mucosidad y el malestar que el niño esté sufriendo debido a ello, suelen ser útiles las soluciones salinas o el agua de mar, ya que favorecen el aclaramiento mucociliar. 

Asma en niños y cómo influye la contaminación 

La contaminación atmosférica suele hacer que resulte más difícil respirar. Pero esta dificultad se puede agravar de forma muy evidente en las personas asmáticas, y mucho más en los niños. 

La contaminación que sufren muchas ciudades, y que podemos ver como una gran nube amarilla o marrón, puede irritar mucho los pulmones y causar serias dificultades para que un niño con asma pueda respirar con normalidad. 

Si tu hijo o hija sufre de asma, algo que puedes hacer es estar pendiente del pronóstico del clima. De esta manera, podrás evaluar en qué días habrá una mayor contaminación atmosférica y tomar las medidas pertinentes. 

Algunas de esas medidas que pueden ayudar a tu hijo a llevar mejor su enfermedad en los días de más contaminación son las siguientes: 

  • Si la contaminación atmosférica es alta, el uso de aire acondicionado limpiará el ambiente en la vivienda. 
  • Para salir al aire libre, el mejor momento del día será por la mañana, cuando los niveles de contaminación son más bajos. 
  • Evita llevar a tu hijo o hija a parques o lugares cerca de mucho tráfico. 
  • Asegúrate de que tu pequeño lleva siempre en la mochila, o el bolsillo, su medicamento de alivio rápido para el asma. 

Tener en cuenta todos estos consejos te ayudará a mantener a tu hijo con asma menos afectado por las inclemencias de su enfermedad y del clima o la contaminación de la zona. 

Esperamos que este artículo haya aclarado algunas de tus dudas sobre las infecciones respiratorias de los niños. Por supuesto, si tu hijo o tu hija sufre una crisis respiratoria, o notas que no está respirando de una forma normal, es muy importante que acudas a un centro de urgencias para que los médicos actúen rápidamente. 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar