Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas

¿Qué es la septicemia?

19 enero, 2018 Medicina General

La septicemia se produce una presencia de bacterias en la sangre, las cuales conducen a infecciones que pueden ser potencialmente mortales.

Es una forma de envenenamiento de la sangre conocida por su término médico de sepsis o síndrome de respuesta inflamatoria sistémica.

Las sustancias químicas liberadas en la sangre para combatir la infección pueden conducir a la insuficiencia de órganos, como los riñones y los pulmones, ocasionando una caída en la presión arterial, lo que puede llevar a la muerte.

Los síntomas de la septicemia son:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Respiración rápida
  • Frecuencia cardíaca elevada
  • Shock
  • Disminución de la temperatura corporal
  • Dimisión de la presión arterial
  • Confusión
  • Cambios en la estabilidad mental
  • Coagulación de la sangre
  • Disminución del gasto urinario o ninguna producción de orina en absoluto
  • Evacuaciones dolorosas
  • Dolor o molestias durante las relaciones sexuales
  • Sangrado entre períodos

¿Qué causa la septicemia?

Las causas de la septicemia son debido a infecciones por todo el cuerpo.

Estas infecciones se producen en los pulmones, el abdomen, vías urinarias, infecciones de los huesos, sistema nervioso central, el corazón y otros tejidos.

Cuando la septicemia no se trata adecuadamente, la infección puede extenderse a otras partes del cuerpo.

Una de las causas más comunes de la septicemia son las infecciones en la boca o dientes que no son tratados con antibióticos.

Las quemaduras de tercer grado pueden ser una causa de septicemia, debido en parte al daño que sufren las terminaciones nerviosas.

Una lesión interna puede ser otro factor resultante por la ruptura de los intestinos, el apéndice, el bazo, o enfermedad de la vesícula biliar.

Otros factores que pueden llevar al cuerpo humano a una septicemia son las bacterias resistentes a los antibióticos que antes eran facilmente eliminadas.

Un sistema inmunitario debilitado también puede jugar un papel fundamental en la septicemia.

El diagnóstico

Para diagnosticar la septicemia el médico puede tomar una muestra de la secreción de la herida, la cual se pondrá a prueba para determinar el tipo de infección y de esa manera definir cuál sería el antibiótico más eficaz en el tratamiento.

Las siguientes pruebas se pueden realizar para observar la coagulación y signos de infección:

Existe una prueba que mide la cantidad de glóbulos rojos y blancos en la sangre, así como la cantidad total de hemoglobina en la sangre.

Un examen de sangre que mide el tiempo que toma el plasma de la sangre para coagularse. Una prueba de tiempo parcial de protrombina es otra prueba de ensayo para el tiempo de coagulación.

Un cultivo de líquido transparente cefalorraquídeo se pone a prueba para las bacterias, hongos y virus que circulan en el espacio alrededor de la médula espinal.

Tambien se realizan controles de orina para bacterias y otros gérmenes en las muestras de orina.

El tratamiento de la septicemia

El tratamiento generalmente implica una estancia hospitalaria. Líquidos y medicamentos se administran por vía intravenosa para ayudar a mantener la presión arterial.

El oxígeno es administrado para ayudar con las irregularidades de la respiración junto con los antibióticos para tratar la infección.

Se suministrarám transfusiones sanguíneas y plasma si hay anormalidades en la coagulación de la sangre. Ventilación mecánica si el paciente lo requiere.

La complicación de la septicemia puede conducir a enfermedades tales como: síndrome de dificultad respiratoria del adulto, insuficiencia renal, insuficiencia respiratoria, derrame cerebral, disminución de la circulación y el shock séptico.

El tratamiento debe ser agresivo cuando se administran antibióticos, los cuales pueden ser de amplio espectro, dando inicio a un sistema de defensa contra la infección.

Una vez que la infección se localiza, el antibiótico será equipado para dirigirse específicamente a la infección.

Cómo prevenir la septicemia

Estar inmunizados contra la gripe haemophilus B, la cual consiste en la combinación de la vacuna contra la gripe y la vacuna contra la neumonía por estreptococo, esto reducirá el riesgo de desarrollar septicemia en los niños.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Puedes consultar más información en nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Configurar Rechazar todas Aceptar

Por la presente se informa a los interesados en cumplimiento de lo dispuesto en el art. 14 del REGLAMENTO 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos de que sus datos personales han sido cedidos a CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS CASTILLA Y LEÓN, S.L. debido a la fusión de NOVOTÉCNICA 2, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS PLASENCIA, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO FELIPE II, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO BURGOS, S.L. y CENTRO DE DIAGNÓSTICO ZAMORA, S.L. por esta entidad. CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS CASTILLA Y LEÓN, S.L. pasa a ser, a todos los efectos legales, el Responsable del Tratamiento respeto a sus datos de carácter personal relacionados con la gestión de pacientes e historia clínica.
CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS CASTILLA Y LEÓN, S.L. le informa de que la fuente de la cual se han obtenido los datos es NOVOTÉNICA 2, S.L. CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS PLASENCIA, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO FELIPE II, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO BURGOS, S.L. y CENTRO DE DIAGNÓSTICO ZAMORA, S.L. y las categorías de datos son datos identificativos y de salud. Para obtener más información acerca del tratamiento de sus datos, identidad del delegado de protección de datos y ejercicio de derechos pueden acceder a través del siguiente enlace https://www.gruporecoletas.com/proteccion-datos-pacientes/