Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas
Astenia-sensacion-cansancio-agotamientio-fatiga

¿Sensación de falta de energía, agotamiento o cansancio? Todo sobre la Astenia

15 mayo, 2019 Medicina General | Patologías | Publicaciones

Etiquetas: ,

Autora: Dra. Beatriz Adalia Martin – Unidad de Medicina Interna

La astenia se manifiesta como una incapacidad para el inicio y el mantenimiento de las tareas habituales del individuo, acompañada después de un tiempo de evolución de inestabilidad emocional, dificultad para la concentración mental y pérdida de memoria.

Debe diferenciarse de la debilidad y la fatiga, aunque el paciente puede referir astenia utilizando estas palabras. La debilidad es la falta de fuerza neuromuscular y se manifiesta especialmente en una limitación para la actividad física; la fatiga es cansancio que aparece después o durante la actividad física.

Existen diferentes causas de astenia entre las que se diferencias las psicológicas, fisiológicas u orgánicas. Te las explicamos a continuación:

Astenia por causas psicológicas

Se trata de astenia reactiva o adaptativa provocada por situaciones de desempleo, dificultades económicas, múltiples trabajos, relaciones personales estresantes, cuidado de niños o enfermos, o una situación de duelo pueden ser motivo de cansancio. En este grupo también encontramos las relacionadas con algún trastorno psiquiátrico: depresión, ansiedad, trastorno de pánico y trastorno de somatización.

Astenia por causas fisiológicas y astenia primaveral o estacional

Este tipo de astenia se suele derivar de trastornos del sueño, exceso o defecto de actividades, alimentación deficiente, embarazo, lactancia o envejecimiento.

Mención especial requiere la astenia estacional por ser una patología frecuente. Se define como la presencia de episodios depresivos mayores recurrentes en una época del año con remisión total posterior cuando es superada dicha estación. La astenia primaveral aparece en los meses de primavera es limitada en el tiempo y se debe descartar una causa orgánica antes de poder hacer el diagnóstico definitivo. Es de carácter leve y remite al cabo de días sin necesidad de tratamiento médico. Sus causas no se conocer con exactitud, pero se cree que están relacionadas con el cambio climatológico y la adaptación del cuerpo a la nueva estación; también se ha relacionado con trastorno alérgicos.

Astenia por causas orgánicas

Constituyen entre el 10-15% del total con mayor proporción en mayores de 65 años. Entre las podemos encontrar causas infecciosas: infección aguda es la causa orgánica más frecuente. En general, la duración es menor de un mes. Entre las más comunes se encuentran las infecciones virales, infecciones respiratorias, mononucleosis infecciosa, hepatitis víricas e infecciones urinarias, cardiovasculares, endocrinometabólicas, pulmonares, hematológicas, reumatológicas, neurológicas, renales, gastrointestinales, oncológicas…

También se incluyen en este grupo los tóxicos (alcoholismo, dependencia a drogas, dependencia a benzodiacepinas, analgésicos o anfetaminas) y los fármacos (hecho que debe tenerse en cuenta ya que son una causa tratable, y en caso de no poder ser retirado, identificable.

Algunos grupos farmacológicos implicados son: hipolipemiantes, inhibidores de la bomba de protones, benzodiacepinas, antihistamínicos, antihipertensivos, antitusivos, antimigrañosos, antiparkinsonianos, antibióticos, corticoides, opiáceos).

Astenia crónica: consecuencias, diagnóstico y tratamiento

Cuando la astenia cronifica, podemos encontrar una constelación de enfermedades caracterizadas por cansancio constante, fatiga precoz, dolor en partes blandas y trastornos del sueño, a las que se añade variada sintomatología. Los “Síndromes Somáticos Funcionales” presentan una gran variedad de síntomas que no pueden ser explicados en un contexto de enfermedad o condición conocida, y que se caracterizan más por los síntomas, el sufrimiento y la incapacidad que generan en los pacientes, que por una fisiopatología demostrable. Los más prevalentes son el Síndrome de Fatiga Crónica, el colon irritable y la fibromalgia.

Para establecer el diagnóstico, la historia clínica es la parte más importante de la evaluación, apoyando el diagnóstico con las pruebas complementarias.

Inicialmente, se realizará una historia clínica detallada en la que se incluye: antecedentes personales y familiares, estilo de vida, hábitos tóxicos, exposición laboral, tratamiento farmacológico, característica de la clínica (duración, forma de inicio, periodo de remisión, relación con el reposo y la actividad física, posibles factores desencadenantes…).

Se estima que, en el 75% de los pacientes, habrá desaparecido la astenia antes de 6 meses. Cuando la astenia cronifica, lo más frecuente es que se tenga un diagnóstico etiológico que justifique el síntoma y entre el 1% y el 10% cronifica sin causa identificada. No existe un tratamiento eficaz reconocido. En general, se corrige con el tratamiento específico de la enfermedad de base, ya sea orgánica o psíquica.

Signos o síntomas de alarma para acudir al médico

  • Pérdida de person
  • Línfadenopatía
  • Signos neurológicos focales
  • Signos de enfermedad cardiorespiratoria
  • Signos de enfermedades inflamatorias y/o autoinmunes
  • Cualquier otro síntoma de sospecha de malignidad: hemoptisis, disfagia, sangrado rectal, nódulo en mama, sangrado postmenopáusico…

Ante cualquiera de estos signos es importante acudir a tu médico para una correcta evaluación. Pide cita en tu centro más cercano desde nuestra web para resolver cualquiera de tus dudas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar