Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas

EPOC, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

1 marzo, 2019 Recoletas Salud

Etiquetas:

El día 21 de Noviembre se celebra el Día Mundial de la EPOC. Ésta, por sus siglas, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, es una enfermedad poco conocida entre la población general, pero se trata de un problema de salud de primer orden. En España, se estima que hay unos 2,9 millones de personas con esta enfermedad, sin embargo, muchos de ellos no están diagnosticados.

El lema de este año 2018 ha sido «Nunca demasiado pronto, nunca demasiado tarde», haciendo alusión a la importancia de un diagnóstico temprano de la enfermedad y al hecho de que nunca es demasiado tarde para iniciar el tratamiento.

¿QUÉ ES LA EPOC?

La EPOC es una enfermedad respiratoria, crónica, provocada por la inhalación de sustancias tóxicas, entre las que destaca el humo del tabaco. El tabaco es la principal causa de la enfermedad, de tal manera que al menos el 80% de los pacientes con EPOC son o han sido fumadores. Se estima que uno de cada cuatro fumadores acabará desarrollando la enfermedad.

El humo del tabaco, al llegar al pulmón, provoca una inflamación de la pared de los bronquios que con el paso del tiempo hace un daño que es irreparable, y que conlleva a la obstrucción de los mismos, generando una dificultad para vaciar el aire de los pulmones. Además, provoca la destrucción de los alveolos, lo que se conoce como enfisema pulmonar, y también una producción de moco excesiva, contribuyendo aún más a la obstrucción de las vías respiratorias.

LA EPOC EN CIFRAS

En España, la EPOC afecta a 2,9 millones de personas según el último censo realizado en 2017. Afecta aproximadamente al 12% de la población entre 40 y 80 años, pero el mayor problema es que en torno al 80% de los enfermos no están diagnosticados.

Actualmente, se estima que mueren unas 29.000 personas por EPOC en España al año, lo que la convierte en la cuarta causa de muerte, por detrás de la cardiopatía isquémica, el Alzheimer y otras demencias, y el ictus, e incluso, es más mortal que el cáncer de pulmón. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para el año 2030 ya alcance la tercera plaza de este negro ranking.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los síntomas principales de esta enfermedad son la tos, la expectoración y la dificultad para respirar (disnea). A medida que avanza la enfermedad los síntomas progresan, impidiendo incluso al enfermo realizar sus tareas básicas cotidianas como vestirse o asearse. Así, la EPOC no sólo en sus fases finales es una enfermedad altamente incapacitante sino que disminuye notablemente la calidad de vida de quienes la padecen y también directamente de su entorno cercano.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

La EPOC se diagnostica fácilmente con una espirometría. Es una prueba muy sencilla que mide el volumen de aire que entra y sale en los pulmones. Esta prueba es básica para el diagnóstico de la enfermedad y sirve posteriormente para seguimiento de los pacientes con EPOC.

¿QUIÉN DEBE HACERSE UNA ESPIROMETRÍA?

Las personas con 40 años o más, que fuman o han sido fumadores de una cantidad importante de cigarrillos al día, y que presentan síntomas de tos, expectoración y dificultad para respirar, pueden estar desarrollando la enfermedad. La espirometría en estos casos es una de las medidas más importantes para diagnosticar la EPOC antes de que tenga efectos y consecuencias más graves.

¿SE PUEDE CURAR LA EPOC?

El paso más importante es la prevención de la enfermedad, que pasa por no fumar o dejar de fumar a tiempo. A pesar de que la EPOC, como sus propias siglas indican, es una enfermedad crónica y no tiene cura, los síntomas pueden controlarse con un tratamiento específico, y así mejorar la calidad de vida del paciente. Su neumólogo, una vez diagnosticada la enfermedad, le pautará un tratamiento inhalador cuya misión es dilatar el bronquio lo máximo posible para mejorar los síntomas y prevenir complicaciones futuras. El dejar de fumar, seguir el tratamiento farmacológico pautado por su médico, y mantener una vida activa haciendo ejercicio regular, son medidas eficaces para manejar, controlar y frenar la progresión de la enfermedad.

EN DEFINITIVA: 

  • La EPOC es una enfermedad crónica provocada por la inhalación del humo del tabaco en la mayor parte de los casos.
  • Es una enfermedad crónica, con una alta mortalidad.
  • La dificultad para respirar junto con la tos y la expectoración son los síntomas principales.
  • Es una enfermedad incapacitante. Los síntomas pueden ser tan severos que impidan realizar actividades básicas de la vida del paciente.
  • El mejor tratamiento es la prevención (no fumar). Existen tratamientos encaminados a la mejoría de los síntomas.
  • Si usted fuma o ha fumado, tiene más de 40 años, y tiene dificultad para respirar, tos o expectoración acuda a su neumólogo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar