Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas
A día de hoy se conoce que el gluten puede afectar en diferentes situaciones de salud, pero es importante diferenciarlas, ya que no siempre el gluten es el culpable.

Patologías relacionadas con el gluten

19 enero, 2024 Centros | Grupo Recoletas | Unidad de Obesidad

Etiquetas: , ,

A día de hoy se conoce que el gluten puede afectar en diferentes situaciones de salud, pero es importante diferenciarlas, ya que no siempre el gluten es el culpable. Los alimentos que lo contienen habitualmente, pueden ser un problema en estas situaciones:

  • Enfermedad Celíaca: La celiaquía es una enfermedad autoinmune crónica, con base genética, desencadenada por la ingesta de gluten, una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno. En individuos celíacos, el sistema inmunológico responde de manera anormal al gluten, causando daño en la mucosa del intestino delgado. Esto impide la absorción adecuada de nutrientes, dando lugar a síntomas variados como diarrea, pérdida de peso y fatiga. Además, pueden darse síntomas extradigestivos como dermatitis o artralgias. Las complicaciones a largo plazo pueden incluir osteoporosis, anemia y problemas de desarrollo.
  • Sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC): En contraste, la sensibilidad al gluten no celíaca es un trastorno más reciente que se caracteriza por síntomas gastrointestinales y extraintestinales similares a los de la celiaquía, pero sin la respuesta autoinmune ni los marcadores biológicos específicos de la enfermedad. El diagnóstico se basa en la exclusión de la celiaquía y la alergia al trigo, además de otras posibles patologías gastrointestinales.
  • Alergia al trigo: La alergia al trigo, por su parte, es una respuesta inmunológica exagerada del cuerpo a cualquiera de las proteínas del trigo, en específico. A diferencia de la celiaquía, la alergia al trigo involucra la respuesta de anticuerpos IgE, desencadenando síntomas alérgicos agudos como urticaria, dificultad para respirar e incluso anafilaxia en casos graves, aunque también síntomas gastrointestinales, por lo que habrá que hacer un diagnóstico diferencial. Los estudios de diagnóstico incluyen pruebas cutáneas y análisis de sangre específicos para IgE.

Además, existen patologías o trastornos gastrointestinales que pueden verse beneficiadas por la reducción del aporte de fructanos, que se encuentran en gran cantidad en el trigo, para la remisión de los síntomas. En algunos casos se puede volver a tolerar su consumo posteriormente, aunque se deberá valorar cantidad y frecuencia mientras que se sigue tratando de mejorar la situación de la patología para aumentar tolerancia.

Es importante recalcar que la celiaquía no es intolerancia al gluten, ya que, por definición, la intolerancia alimentaria es una reacción adversa no inmunomediada, generalmente secundaria a la falta de la enzima que digiere el nutriente al que se desarrolla la intolerancia, lo cual no es el caso del gluten.

El tratamiento nutricional, en cualquiera de los casos, se deberá adaptar al paciente:

En la celiaquía se deberá evitar cualquier aporte de gluten, tanto en alimentos, como en el contacto cruzado (superficies, menaje…), incluso evitando el contacto dérmico, sobre todo en caso de niños que puedan llevárselo a la boca. Además, se tendrá que trabajar en la recuperación de mucosas y en el aporte nutricional de los posibles déficits secundarios al daño intestinal, como el hierro.
En el caso de la alergia al trigo se deberá evitar los alimentos que contengan trigo (aunque sean sin gluten).


En estos dos casos será fundamental revisar a fondo las etiquetas y evitar las trazas. En el caso de la sensibilidad al gluten se deberá valorar la tolerancia de forma personalizada, pero por lo general será beneficioso evitar el gluten incluso en pequeñas cantidades.
Para ello lo mejor será recurrir a alimentos naturalmente sin gluten, al menos de forma habitual, ya que los procesados especiales sin gluten suelen ser más caros y pueden ser menos digestivos y saludables

En cualquier caso, lo adecuado será realizar un buen diagnóstico y un tratamiento nutricional personalizado, para lo cual en Recoletas podemos ayudarte gracias a nuestros especialistas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Puedes consultar más información en nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Configurar Rechazar todas Aceptar

Por la presente se informa a los interesados en cumplimiento de lo dispuesto en el art. 14 del REGLAMENTO 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos de que sus datos personales han sido cedidos a CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS CASTILLA Y LEÓN, S.L. debido a la fusión de NOVOTÉCNICA 2, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS PLASENCIA, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO FELIPE II, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO BURGOS, S.L. y CENTRO DE DIAGNÓSTICO ZAMORA, S.L. por esta entidad. CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS CASTILLA Y LEÓN, S.L. pasa a ser, a todos los efectos legales, el Responsable del Tratamiento respeto a sus datos de carácter personal relacionados con la gestión de pacientes e historia clínica.
CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS CASTILLA Y LEÓN, S.L. le informa de que la fuente de la cual se han obtenido los datos es NOVOTÉNICA 2, S.L. CENTRO DE DIAGNÓSTICO RECOLETAS PLASENCIA, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO FELIPE II, S.L., CENTRO DE DIAGNÓSTICO BURGOS, S.L. y CENTRO DE DIAGNÓSTICO ZAMORA, S.L. y las categorías de datos son datos identificativos y de salud. Para obtener más información acerca del tratamiento de sus datos, identidad del delegado de protección de datos y ejercicio de derechos pueden acceder a través del siguiente enlace https://www.gruporecoletas.com/proteccion-datos-pacientes/