Pedir cita

Pedir cita online

Selecciona el centro donde quieres pedir cita

Noticias

Noticias Grupo Recoletas
Imagen de una mujer en una exploración detectar hematoma retrocorial

¿Qué es un hematoma retrocorial y qué lo causa?

5 noviembre, 2020 Maternidad y ginecología

Etiquetas: , ,

Durante el embarazo la mujer sufre diferentes síntomas y complicaciones, es algo muy usual y que en numerosas ocasiones no produce ningún riesgo en la mujer ni el bebé. En el caso del post de hoy abordamos un tema que afecta al 3% de las mujeres embarazadas y que detectado de forma temprana y siguiendo las recomendaciones médicas, no supone complicaciones gestacionales alarmantes.

En Recoletas, como grupo hospitalario de referencia, queremos que conozcáis más acerca de qué es un hematoma retrocorial y qué lo causa. Como siempre os decimos, ante cualquier anomalía, lo mejor es ponerse en manos de profesionales.

Qué es un hematoma retrocorial

Un hematoma retrocorial es un cúmulo de sangre en la zona de la placenta que puede suponer un riesgo de aborto y ocasionar otras complicaciones durante el embarazo. Como ocurre con cualquier otra parte del cuerpo, la placenta y las membranas amnióticas que rodean el embrión también pueden sufrir la rotura de algún vaso sanguíneo, acumulando sangre en la zona y formando un hematoma.

En el caso del hematoma retrocorial, el origen y el cúmulo de sangre se produce entre la placenta y la pared del útero, pudiendo ocasionar el despegamiento del saco gestacional originando un aborto o  afectar a la función de la placenta al disminuir el intercambio de nutrientes y oxígeno entre la madre y el feto.

La localización del hematoma retrocorial es el aspecto más decisivo para determinar la gravedad del mismo, siendo la proximidad a la placenta la más peligrosa, ya que puede producir una separación entre la pared uterina y la placenta, ocasionando su desprendimiento. Asimismo, el momento de la gestación en la que aparece el hematoma también es importante, ya que durante el primer trimestre del embarazo el riesgo de aborto es mayor.

Es crucial que ante un sangrado durante el periodo de gestación, la embarazada acuda a su ginecólogo para que determine el origen del mismo realizando una exploración y una ecografía. Es importante también no alarmarse, ya que el sangrado puede provenir de otro sitio, como por ejemplo, un cuello del útero inflamado y que no suponga una alarma. Para conocer mejor este tipo de hematomas vamos a analizar en profundidad las causas del hematoma retrocorial y los posibles riesgos que suponen para el embarazo.

Causas del Hematoma retrocorial

La causa del hematoma retrocorial no está clara, aunque sabemos que existe mayor predisposición en las mujeres que antes o durante el embarazo hayan padecido alguna de estas patologías:

En el menor número de casos, un golpe en el vientre durante la gestación.

Hematoma retrocorial en el embarazo

Como ya hemos mencionado, dependiendo de la posición y el tamaño del hematoma retrocorial (proporción con respecto al tamaño del embarazo), puede producir un aborto por efecto mecánico o ciertas complicaciones gestacionales al reducir la llegada de sangre y alimento al feto.

En concreto puede aumentar el riego de:

  • Despegamiento de la placenta (abruptio)
  • Parto prematuro
  • Rotura prematura de membranas
  • Retraso en el crecimiento fetal

Tratamiento para hematoma retrocorial

Los hematomas retrocoriales se comportan de manera diferente dependiendo de cada embarazada. A grandes rasgos, existen 3 situaciones más habituales:

  • Se absorbe poco a poco y desaparece.
  • La sangre sale a través de la vagina en forma de sangrado.
  • El hematoma persiste a lo largo del embarazo sin que eso cause ningún problema.

En ocasiones, se recurre a la progesterona vaginal para reducir el hematoma e inhibir las pequeñas contracciones que pueden producirse en el útero pero generalmente la recomendación ante este problema es el reposo relativo.

Si tienes cualquier duda o te encuentras en uno de los casos de riesgo de padecer un hematoma retrocorial, lo mejor es que acudas al especialista y que determine la manera más adecuada cómo prevenir las posibles complicaciones en el embarazo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar